Portal para mayores de 50

Internet para senniors

Cuidados

Mucho más que sofocos: 8 de los problemas más molestos que no sabías que son síntomas de la menopausia

0 0
Read Time:5 Minute, 36 Second

La menopausia marca el final de tus ciclos menstruales. Se da un diagnóstico tras 12 meses desde el último periodo menstrual. Un momento que aunque en el imaginario colectivo se asocie a mujeres de avanzada edad, puede darse desde los 40 años. La edad media de inicio en España se coloca en los 48,7 años, según Sanitas.

Son muchos los factores físicos, biológicos y medioambientales que condicionan este momento, también los signos y síntomas que pueden experimentarse con la menopausia.

Tener sofocos y estar irritable es lo que primero viene a la cabeza cuando se piensa en la retirada de la regla por la edad, pero están lejos de ser los únicos problemas que este proceso acarrea.

Períodos menstruales irregulares, sequedad vaginal o problemas de sueño pueden indicar que este momento se acerca. El descenso hormonal generado también impacta en el cerebro y la memoria, repercusiones en la salud que no siempre se conocen.

Es importante además saber que la menopausia lleva asociado un incremento del riesgo cardiovascular y de otras enfermedades, además de poder impactar en la calidad de vida. Por lo que vale la pena seguir acudiendo a revisiones médicas, incluyendo las ginecológicas, durante esta etapa.

Para conocer mejor este proceso y poder prevenir sus efectos en tu organismo, aquí van 8 de los síntomas de la menopausia más allá de los sofocos que puede que no conocieras.

Niebla mental y problemas de memoria

Uno de los síntomas menos conocidos de la menopausia es su efecto en el cerebro. Niebla mental, problemas para pensar, razonar o recordar son algunos de los cambios cognitivos que pueden darse. Su aparición abarca la perimenopausia (periodo previo a la menopausia) y durar hasta 10 años.

Se estima que afecta en torno a dos tercios de las mujeres menopáusicas y perimenopáusicas. Estos problemas incluyen dificultades para recordar los nombres de las personas o encontrar la palabra correcta en una conversación, describe un artículo en The Conversation. La atención y la capacidad de procesar nueva información pueden verse asimismo afectadas.

Podría estar relacionado con los niveles de estrógeno o con la interacción entre los niveles hormonales y los neurotransmisores en el cerebro de las personas, describe una doctora en The Guardian. El estrés y los problemas de sueño pueden ser otra causa, apuntan desde Harvard.

Mejorar los hábitos de descanso, hacer ejercicio y poner a prueba tu mente son algunas de las estrategias que pueden ayudar a aliviar la niebla mental durante la menopausia.

Alteraciones del estado de ánimo y enfermedades mentales

Durante la menopausia, es común experimentar cambios de humor como irritabilidad, tristeza, falta de motivación, agresividad, problemas para concentrarse, estrés y depresión.

Tal y como encontró la Encuesta Nacional de Salud Mental y Bienestar de 2007 de Australia, las mujeres describen un fenómeno «on-off» con tristeza o irritabilidad que puede durar de minutos a horas y resolverse espontáneamente, de forma similar a lo que puede observarse con el síndrome premenstrual.

La investigación ha demostrado que una reducción en el estrógeno puede desencadenar o agravar problemas de salud mental, incluidos el trastrorno bipolar, la esquizofrenia o la depresión.

La incidencia de la depresión se duplica durante la transición a la menopausia, siendo las mujeres que han luchado en el pasado contra esta enfermedad las que tienen mayor riesgo de reaparición,
advierte la doctora Hadine Joffe, profesora asociada de Psiquiatría en Salud de la Mujer en la Facultad de Medicina de Harvard.

Aumento de peso

Existe una tendencia generalizada a ser más sedentarios con la edad, y sigues comiendo igual eso puede llevar a aumentar de peso con la edad. Además, la masa muscular disminuye con los años, ralentizando la velocidad a la que tu cuerpo utiliza las calorías

En mujeres además ciertos cambios fisiológicos favorecen una ganancia de kilos. Varios estudios han señalado que con la menopausia se da una acumulación de grasa abdominal.

Una ingesta correcta de calcio, proteínas y vitamina B12 ofrece los nutrientes en los que enfocarte para combatir los cambios más comunes causados por la menopausia, según los médicos especialistas.

Cambios en la textura del cabello

Un pequeño estudio de 2022 que evaluó el cuero cabelludo de casi 200 mujeres posmenopáusicas, encontró que más del 50% experimentó adelgazamiento del cabello. Se encontró además baja autoestima en el 60% de los participantes, lo que aumentó con la gravedad de la pérdida de pelo.

«Los receptores de estrógeno están presentes en los folículos pilosos, lo que sugiere su asociación con la retirada de estrógeno en la menopausia que puede afectar el crecimiento del cabello«, escribieron los investigadores, recoge NBC News.

Los síntomas de la menopausia capilar incluyen además alteración de la calidad y la estructura del cabello y aumento del crecimiento del vello no deseado en las áreas faciales.

Piel seca y flácida

Los síntomas de la piel pasan más desapercibidos que otros síntomas de la menopausia. Estos conllevan sequedad y prurito, piel más fina, arrugas y flacidez, mala cicatrización de heridas y reducción de la vascularización.

El estrógeno está relacionado con la producción de colágeno, la proteína que le da a la piel elasticidad y plenitud juvenil, señala la doctora Emily Hu, profesora clínica en la Universidad de California en The Healthy. Además «favorece la retención de agua y la elasticidad de la piel», explica la dermatóloga Kiyanna Williams.

A partir de los 50 el cuidado de la piel debería focalizarse en dar hidratación y flexibilidad, incluyendo elementos como el retinol o la vitamina C.

Cambios en tus relaciones sexuales

El descenso de los estrógenos tiene un impacto directo en la función sexual. Puede disminuir el deseo y dificultar la excitación. También hacer que el canal vaginal se vuelva menos elástico y experimentar sequedad, lo que puede causar dolor en las relaciones sexuales con penetración, sostiene Chris Kraft,director de servicios clínicos en Sex and Gender Clinic del departamento de psiquiatría de Medicina Johns Hopkins.

Huesos frágiles

Las mujeres son más propensas a la osteoporosis por varios motivos: su pico de masa ósea suele ser inferior respecto de los hombres y con la menopausia se acelera la pérdida de hueso. Lo que además les vuelve más vulnerables a las fracturas.

Conviene aumentar la ingesta de calcio en esta época, pues a medida que se envejece la absorción de este mineral disminuye. Además de en los lácteos, puede encontrarse en las legumbres, las espinacas o las sardinas.

Insomnio

Durante la menopausia, las mujeres suelen ver intensificada su dificultad para conciliar el sueño, despertándose, además, varias veces durante la noche o desvelándose de madrugada, matizan desde la unidad de la mujer del Hospital Ruber

Los sofocos y sudores pueden contribuir a ello. También el déficit de progesterona, hormona que tiene entre sus funciones participar en el control del sueño.

About Post Author

Jose Manuel Fuentes Prieto

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida