Portal de Internet

Vida a partir de los 50

Visto en internet

Los multimillonarios de Silicon Valley que quieren hackear la longevidad

0 0
Read Time:11 Minute, 31 Second

Cuando no están trabajando en grandes plataformas de redes sociales, motores de búsqueda o empresas de comercio electrónico, muchos de los ejecutivos tecnológicos más ricos del mundo se dedican a su proyecto paralelo: alargar la vida humana. Y están invirtiendo millones de dólares de sus propias fortunas para ello.

Algunos, como Jeff Bezos, Peter Thiel y Sam Altman, invierten en empresas que intentan revertir el envejecimiento a nivel celular. Otros, como Sergey Brin y Sean Parker, destinan su fortuna a combatir enfermedades relacionadas con la edad, desde el cáncer hasta el Parkinson. Y otros, como Bryan Johnson, invierten en nutrición, ejercicio y bienestar para ralentizar el reloj del envejecimiento.

Sigue leyendo y descubre cómo intentan ganarle la batalla a la edad 13 de los líderes tecnológicos más ricos del mundo.

Sam Altman, CEO de OpenAI, ha invertido parte de su fortuna en prolongar la vida humana

El MIT Technology Review informó de que Altman ha invertido 180 millones de dólares en Retro Biosciences, una empresa cuya misión es «añadir 10 años a la esperanza de vida humana», según la propia web de la empresa. No está claro cuál es el patrimonio neto de Altman en estos momentos: su nombre no aparece en las famosas listas de Bloomberg o Forbes.

La inversión de Altman en Retro Biosciences es una de las «mayores jamás realizadas por una persona en una empresa que persigue la longevidad humana», según el MIT Technology Review.  La misma revista publicó además que Altman cree que este sector necesita un «esfuerzo como el de OpenAI». En otras palabras, un gran cambio de juego.

Altman también indicó que su régimen personal antienvejecimiento incluye «intentar comer sano, hacer ejercicio, dormir lo suficiente y tomar metformina», un medicamento para la diabetes que cada vez toma más gente en Silicon Valley para ralentizar el envejecimiento.

El multimillonario Peter Thiel es conocido por haber cofundado empresas como PayPal y Palantir Technologies, pero también ha invertido millones en el campo de la investigación sobre la longevidad

En 2012, declaró a Business Insider lo siguiente: «Mucha gente dice que la muerte es natural, que forma parte de la vida, y creo que nada puede estar más lejos de la realidad».

Thiel fue uno de los primeros inversores en Unity Biotechnology, una empresa que desarrolla fármacos dirigidos a las células que envejecen. En 2006, también prometió 3,5 millones de dólares a la Fundación Methuselah, una organización sin ánimo de lucro centrada en la investigación contra el envejecimiento mediante la ingeniería de tejidos y la medicina regenerativa. En 2017, había aumentado esa inversión a 7 millones de dólares (6,49 millones de euros).

Al parecer, tiene un acuerdo con la Alcor Life Extension Foundation, una organización sin ánimo de lucro centrada en la criónica, la práctica de congelar cadáveres humanos para detener el proceso de envejecimiento. Ha realizado varias inversiones en empresas de biotecnología a través de la Fundación Thiel, y otras a través de su empresa de capital riesgo, Founder Fund.

El fundador de Oracle, Larry Ellison, ha dedicado millones a lo largo de los años a luchar contra lo que considera un fenómeno misterioso: la muerte

Ellison dijo una vez a su biógrafo: «La muerte nunca ha tenido sentido para mí. ¿Cómo puede una persona estar aquí y luego desaparecer, simplemente no estar?».

En 1997, fundó la Ellison Medical Foundation, que «apoya la investigación biomédica sobre el envejecimiento relevante para comprender los procesos de desarrollo de la vida útil y las enfermedades y discapacidades relacionadas con la edad».

Hasta que la fundación dejó de financiar nuevas investigaciones en 2013, aproximadamente el 80% de los 430 millones de dólares (398 millones de euros) en subvenciones que la fundación concedió a investigadores médicos se destinaron a la causa. En 2020, Vox publicó que Ellison estaba disolviendo el programa para volver a centrarse en la lucha contra la pandemia del COVID-19.

En 2013, el cofundador de Google Larry Page anunció el lanzamiento de un proyecto antienvejecimiento llamado California Life Company, más conocido como Calico Labs

El objetivo de Calico Labs (que depende de Alphabet, empresa matriz de Google) es investigar el envejecimiento y desarrollar medicamentos para combatir las enfermedades relacionadas con la edad, según su web.

En 2014, Calico Labs empezó a trabajar con la empresa biofarmacéutica AbbVie para desarrollar terapias contra enfermedades asociadas a la edad, en una iniciativa que ha recibido miles de millones de inversión.

Calico Labs también ha sido acreditada recientemente como la precursora de Altos Labs, una startup de rejuvenecimiento celular que supuestamente cuenta con Jeff Bezos como inversor. Sin embargo, el cofundador de Calico, Bill Maris, también declaró a Business Insider en 2020 que estaba «decepcionado» con la falta de progresos visibles que Calico ha hecho en este campo.

El interés de Sergey Brin por la investigación del envejecimiento se debe, en parte, a su propia predisposición genética al Parkinson

En 2008, el cofundador de Google reveló en un blog que tenía una mutación genética que le hacía más susceptible a sufrir Parkinson. A lo largo de los años, Brin ha invertido más de 1.000 millones de dólares en la investigación de la enfermedad, según informó Forbes en diciembre, citando a personas familiarizadas con su filantropía.

Brin también ha liderado varias empresas dedicadas a alargar la vida humana. Además de invertir dinero en Calico Labs, en 2015 anunció que el equipo de Ciencias de la Vida de Google se convertiría en una unidad independiente de Alphabet y pasaría a llamarse Verily Life Sciences.

Desde entonces ha trabajado en iniciativas como el Verily Study Watch, cuyo objetivo es ayudar a las personas a llevar una vida más saludable.

A Mark Zuckerberg, de Meta, también le preocupan desde hace tiempo las cuestiones relacionadas con la vida y la muerte

En 2015, el difunto físico Stephen Hawking preguntó a Mark Zuckerberg sobre qué grandes preguntas de la ciencia buscaba respuesta. 

Zuckerberg respondió: «Lo que más me interesa son las preguntas sobre las personas. ¿Qué nos permitirá vivir para siempre? ¿Cómo curamos todas las enfermedades? ¿Cómo funciona el cerebro? ¿Cómo funciona el aprendizaje y cómo podemos capacitar a los humanos para aprender un millón de veces más?».

Uno de los proyectos creados para responder a esas preguntas es el Breakthrough Prize, un conjunto de premios de 3 millones de dólares (2,78 millones de euros) que se conceden a «los mejores científicos del mundo que trabajan en las ciencias fundamentales: las disciplinas que plantean las preguntas más importantes y encuentran las explicaciones más profundas», según su página web.

Zuckerberg y su esposa Priscilla Chan forman parte de la pequeña élite de Silicon Valley que fundó el premio en 2012 y sigue respaldándolo. En 2016 (después de que él y Chan destinaran millones a curar enfermedades infecciosas a través de su iniciativa filantrópica, Chan Zuckerberg Initiative) Zuckerberg afirmó: «para cuando lleguemos al final de este siglo, será bastante normal que la gente viva más de 100 años».

Sean Parker es conocido como cofundador del servicio de intercambio de archivos Napster y, más tarde, como el primer presidente de Facebook, pero también lucha contra unas alergias alimentarias que ponen en peligro su vida y ha dedicado millones a financiar la investigación en ciencias de la vida

En 2015, puso en marcha la Fundación Parker con una inversión inicial de 600 millones de dólares (556 millones de euros). El objetivo de la fundación era financiar programas en ciencias de la vida, salud pública mundial y compromiso cívico, según publicó Business Insider.

Un año después, fundó el Instituto Parker de Inmunoterapia contra el Cáncer, con el fin de «acelerar el desarrollo de terapias inmunológicas revolucionarias para convertir todos los cánceres en enfermedades curables», según su web.

En la actualidad, el Instituto Parker ha creado varios centros de investigación en colaboración con los mejores institutos de EEUU, como el Memorial Sloan Kettering Cancer Center y Stanford Medicine, a los que se sumarán en 2022 asociaciones con los institutos Gladstone de San Francisco y Dana-Farber Cancer Institute de Boston, según STAT.

Jack Dorsey es, además de ex-CEO de Twitter, actual CEO de la empresa de pagos móviles Block, antes conocida como Square

Algunos, como la experiodista del New York Times Nellie Bowles, le llaman la «Gwyneth Paltrow de Silicon Valley». El apodo se debe al estricto compromiso de Dorsey con el bienestar. Ha admitido que come una vez al día, ayuna los fines de semana, toma baños de hielo, se levanta a las cinco de la mañana y medita durante dos horas para optimizar su rendimiento cognitivo.

Dorsey dijo en su momento que seguía este horario para combatir el estrés de dirigir una empresa como Twitter. (Ahora, por supuesto, llamada X y propiedad de Elon Musk).

«Cuando volví a Twitter y asumí el segundo trabajo, me puse súper serio con la meditación y me propuse dedicar mucho más tiempo y energía a hacer ejercicio y seguir una dieta«, comentó Dorsey, después de tomar el timón de la plataforma de nuevo en 2015. «Tuve que hacerlo para mantenerme a flote», añadió.

Jeff Bezos también ha comenzado en invertir para alargar la vida en los últimos años

Al parecer, Bezos es inversor en Altos Labs, una startup de biotecnología cuyo objetivo es «restaurar la salud y la capacidad de recuperación de las células mediante la programación del rejuvenecimiento celular para revertir enfermedades, lesiones y las discapacidades que pueden producirse a lo largo de la vida», según su página web.

La empresa, que se lanzó en 2022, ya se ha constituido en EEUU y Reino Unido, y tiene planes para establecer institutos en más lugares como el Área de la Bahía de San Francisco, San Diego, Cambridge, y otros lugares de Reino Unido y Japón, según MIT Technology Review.

Altos Labs también está «reclutando a un variado grupo de científicos universitarios con elevados sueldos y la promesa de que podrán investigar sin restricciones cómo envejecen las células y cómo revertir ese proceso», publicó también MTR.

El multimillonario israelí de origen ruso Yuri Milner, que hizo su fortuna como uno de los primeros patrocinadores de Facebook y Twitter, también es inversor en Altos Labs

Milner y su esposa Julia también invirtieron en la empresa, según MIT Technology Review. Además, Milner también ha hecho cuantiosas donaciones a la investigación científica en los últimos años.

El matrimonio está también detrás del Breakthrough Prize, el conjunto de premios respaldado por Mark Zuckerberg y Priscilla Chan, y otros como la fundadora de 23andMe, Anne Wojcicki.

En 2021, la Fundación de Investigación de la Vía Láctea (una organización sin ánimo de lucro patrocinada por Milner, según MTR) concedió subvenciones trienales de un millón de dólares al año a investigadores del envejecimiento.

Uno de los proyectos examinaba un método de reprogramación celular que podría llegar a «facilitar el descubrimiento de nuevos genes y terapias contra el envejecimiento», según su resumen.

El empresario ruso Dmitry Itskov es el fundador de la empresa de medios de comunicación en línea New Media Stars

Pero, por lo que realmente ha sido noticia, es por su búsqueda de la inmortalidad. En 2011, Itskov fundó una organización sin ánimo de lucro llamada Iniciativa 2045. Según su web, a través de algo llamado «megaproyecto científico principal», la organización sin ánimo de lucro pretende:

«Crear tecnologías que permitan transferir la personalidad de un individuo a un portador no biológico más avanzado y prolongar la vida, incluso hasta el punto de lograr la inmortalidad. Dedicamos especial atención a posibilitar el diálogo más completo posible entre las principales tradiciones espirituales del mundo, la ciencia y la sociedad».

Su objetivo, en otras palabras, es utilizar la tecnología para crear avatares con cuerpos de holograma y cerebros sintéticos que albergarán personalidades humanas. Y se supone que todo estará terminado para el año 2045.

«Este es el momento en que las mentes independientes de la sustancia recibirán nuevos cuerpos con capacidades muy superiores a las de los humanos ordinarios. Llegará una nueva era para la humanidad», señala la web.

David Murdock, expresidente de Dole, tiene un objetivo más modesto que el de otros multimillonarios: solo quiere llegar a los 125 años

Al parecer, Murdock se obsesionó con su salud tras perder a su tercera esposa por un cáncer, según informó el New York Times en 2011. Su dieta a partir de ese momento se limitó a marisco, claras de huevo, judías y frutos secos.

Evitaba los lácteos, la carne roja e incluso la sal, el azúcar y el alcohol. Levantaba pesas varias veces a la semana, paseaba en la cinta e intentaba no pesar más de 63 kilos, según publicó Business Insider.

Aparte de su rutina personal, Murdock también ha destinado millones a la investigación científica sobre alimentación y nutrición. Según el Times, ha invertido 500 millones de dólares (463 millones de euros) en el desarrollo de un centro de investigación público-privado llamado Campus de Investigación de Carolina del Norte. 

El Times lo describe como «un centro científico dedicado a su convicción de que las plantas, ingeridas en cantidades abundantes y en la variedad adecuada, encierran la promesa de una salud óptima y una duración de vida máxima».

Bryan Johnson, empresario biotecnológico de 46 años, tiene el corazón de un hombre de 37, la piel de uno de 28 y los pulmones de un adulto joven

Johnson parece estar invirtiendo, o al menos deteniendo los efectos, del reloj vital mediante un intenso régimen de ejercicio, dieta y suplementos diarios guiado por el médico Oliver Zolman, que se autodenomina «médico del rejuvenecimiento». La rutina diaria del empresario empieza a las cinco de la mañana con una ración de suplementos que incluyen licopeno, metformina, cúrcuma y zinc, entre otros.

Johnson también mantiene una dieta vegana de alimentos sólidos y blandos que suman unas 1.977 calorías al día. En 2021 logró un récord mundial de inversión de la edad de 5,1 años.

Cristina Gálvez

About Post Author

Jose Manuel Fuentes Prieto

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida