Portal de Internet

Vida a partir de los 50

Calidad de Vida

¿Estás envejeciendo bien? Los cambios que esperar a partir de los 50

0 0
Read Time:6 Minute, 34 Second

Aunque algunos estén obsesionados con alcanzar la inmortalidad, hasta el momento envejecer sigue siendo inevitable.

Ahora bien cómo lo hagas puede ser muy diferente. Es decir que puedes ir cumpliendo años pero que eso no afecte demasiado a tu ritmo de vida, o dejarte y terminar viendo como los achaques limitan tu día a día o incluso te ponen en riesgo.

Para hacerte una idea de la importancia de cuidarse, en 2006 un estudio en la revista Circulation estimó que más de la mitad de los hombres y cerca del 40% de las mujeres tendrán una enfermedad cardiovascular a lo largo de su vida. Pero este porcentaje se reducía a solo el 5% de los hombres y el 8% de las mujeres en aquellos que llegaban a los 50 sin factores de riesgo. Lo que incluye aspectos como el peso, niveles de colesterol o presión arterial.

Para la mayoría envejecer supone asumir la aparición de arrugas y canas. Pero este proceso impacta además en otras partes de tu cuerpo. Entonces ¿qué se considera parte normal del proceso de envejecimiento? Esto es lo que puede esperar a medida que superas los 50 y qué hacer al respecto.

Tu sistema cardiovascular

El cambio más común a partir de los 50 es el endurecimiento de los vasos sanguíneos y las arterias, lo que hace que el corazón tenga que trabajar más para bombear la sangre a través de ellos.

Como explica la Mayo Clinic los músculos del corazón se alteran para adaptarse a la mayor carga de trabajo pero la frecuencia cardiaca no aumentará tanto como antes al estar activo. Estas modificaciones incrementan el riesgo de sufrir hipertensión y otros problemas cardiovasculares.

Según la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), a partir de los 50 años la mujer experimenta un aumento progresivo de la mortalidad, y en torno a los 60, este riesgo es mucho mayor que en el hombre.

Como señalan, se debe a que en esta etapa se producen alteraciones en la actividad hormonal como un descenso de los estrógenos, una hormona relacionada con niveles más elevados de colesterol HDL, ‘colesterol bueno‘, y niveles más bajos de colesterol LDL, ‘colesterol malo’.

Incluir algo de actividad física de forma frecuente ayudará a promover la salud del corazón a medida que se envejece. Seguir una dieta sana, controlar el estrés y dormir bien, son otros factores, junto a no fumar, aconsejados por los expertos.

Tu memoria y capacidad de pensar

Entre los 30 y los 40 años el cerebro empieza a encogerse, y el ritmo se acelera a partir de los 60 años. El volumen de la sustancia gris disminuye a lo largo de la edad adulta y aunque el de la sustancia blanca alcanza su máximo a la mediana edad, empieza a reducirse a partir de entonces.

Lo que significa que las capacidades cognitivas se verán algo alteradas. Sin embargo que tu mente no sea tan ágil no significa que no sea efectiva. Y algunos cambios pueden incluso ser positivos. Según el doctor Manuel de la Peña, a los 50 «la interacción de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro se vuelve armoniosa, lo que amplía nuestras posibilidades creativas«.

Otra buena noticia es que tu cerebro está hecho para cambiar a lo largo de la vida. O de otra manera, una persona de 50 años que sea muy sociable, haga ejercicio, y se mantenga activa mentalmente puede tener un cerebro más «joven» que otra de 50 que esté muy aislada y rara vez haga actividades para retar a este órgano.

Lo que adquiere mayor relevancia a medida que esta cifra va quedando atrás. Las investigaciones apuntan a que los adultos mayores que realizan tareas de entrenamiento de la memoria, crucigramas y tienen una vida social plena suelen mantener mejores funciones cognitivas.

Huesos, articulaciones y músculos

Con la edad los huesos tienden a reducir su tamaño y densidad, lo que hace más fácil que se rompan. Incluso puede que se te queden un poco más bajos. Pues aunque sorprenda saberlo, las personas empiezan a reducir centímetros después de los 40 años. No obstante hay cosas que pueden ralentizar esto.

Por otro lado, los músculos pierden fuerza, resistencia y flexibilidad, factores que pueden afectar a la coordinación, la estabilidad y el equilibrio. Pero esto tampoco tiene que ser irremediable.

Los estudios apuntan a que el entrenamiento de resistencia es la mejor manera de mantener en buen estado músculo y fuerza a cualquier edad. Los ejercicios en los que se soporta peso, como jugar al tenis, subir escaleras y hacer pesas además ayudan a fortalecer los huesos y ralentizar la pérdida ósea, según la Mayo Clinic.

Ingerir cantidades adecuadas de calcio y de vitamina D resulta asimismo esencial para el buen estado de tu esqueleto.

La piel

La piel, y en concreto la de la cara, es una de las partes en las que antes se nota el paso de los años.

A partir de los 50 necesita hidratación y flexibilidad, ya que es más acentuada la pérdida de colágeno, ácido hialurónico y tono muscular, mientras que la renovación celular es más lenta. Esto hace que tu piel se vuelva más flácida, seca, marcándose más las arrugas.

Más allá de los productos estéticos, algunos hábitos que ayudarán a tener una piel más sana con los años incluyen usar protección solar a diario y bañarte con agua templada, no caliente, pues esta última reseca más. Utiliza jabón suave y crema hidratante para mejores resultados.

El peso y la forma del cuerpo

Tu metabolismo empieza a ralentizarse a partir de los 60 años, descubrió en 2021 un estudio que involucró una muestra de 6.500 personas a lo largo de 40 años.

Esto significa que tu cuerpo quemará calorías a un ritmo más lento. Por lo que si sigues comiendo lo mismo y moviéndote igual, o incluso menos —ya que es frecuente volverse sedentario con los años—, terminarás ganando peso.

Esto se suma a los cambios generados por la menopausia, que hace que ellas a partir de los 50 tiendan a experimentar un incremento de grasa abdominal. Lo que explica la transición de muchas mujeres de un cuerpo en forma de pera —caderas y muslos anchos, con más peso por debajo de la cintura— a un cuerpo en forma de manzana —cintura y vientre anchos, con más peso encima de la cintura—.

Se trata de un cambio fisiológico casi irremediable, pero adoptar ciertos hábitos saludables puede ayudar a minimizar el impacto para que no afecte a la salud. Hacer ejercicios de fuerza como sentadillas o abdominales puede ser útil. Seguir una dieta saludable, rica en verduras y fibra, contener el tamaño de las porciones y moverse de manera regular son otros indispensables.

Tu vida sexual

El sexo es beneficioso para la salud general. Con o sin pareja ayuda a quemar calorías, fortalecer los músculos, bajar la tensión arterial y mucho más. Sin embargo a medida que se envejece ciertos cambios pueden alterarlo.

«Las enfermedades o la medicación pueden afectar a tu capacidad para disfrutar del sexo. En el caso de las mujeres, la sequedad vaginal puede hacer que el sexo resulte incómodo. En el caso de los hombres, la disfunción eréctil puede convertirse en un problema», enumera la Mayo Clinic.

En ellas además los descensos de la hormona estrógeno precursores de la menopausia pueden conllevar un descenso de la libido. Este periodo, llamado perimenopausia, puede iniciarse en torno a los 40 y durar hasta 10 años, explican desde el Consejo Estadounidense del Envejecimiento. En hombres también se da esta bajada del deseo, pero las causas no están tan claras.

Pero hay luz al final del túnel.

Probar nuevas posturas para adaptarse a las necesidades físicas ayudará. Hacer ejercicio mantendrá en forma, aconseja la Mayo Clinic, y por supuesto hablar con tu médico te permitirá obtener un tratamiento específico para aquello que te dificulta la actividad sexual.

About Post Author

Jose Manuel Fuentes Prieto

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida