Portal para mayores de 50

Internet para senniors

Amor y Relaciones

Hábitos saludables que en realidad pueden hacerte envejecer más rápido

0 0
Read Time:5 Minute, 11 Second

Aunque tu cuerpo irremediablemente vaya a envejecer este proceso puede hacerlo de manera más acelerada de lo que debería.

Las causas sueles deberse a factores ambientales y de estilo de vida. Por lo que quienes aspiran a tener una vida larga y sana saben que seguir una mala alimentación, llevar una vida sedentaria o fumar y beber son cosas que deben eludir cuanto antes pues restan años de vida.

Sin embargo, hay algunos hábitos asumidos como saludables que también podrían llevar a envejcer antes de tiempo. En general se trata de rutinas beneficiosas que llevadas al extremo o mal entendidas pueden hacer más mal que bien a tu salud.

Caminas todos los días como forma de ejercitarte

Caminar es excelente para la salud: ayuda a mantener el peso, la condición física e incluso mantiene el buen estado de tu mente.

Pero si solo haces eso para ejercitarte estarás haciendo que tu cuerpo pierda irremediablemente musculatura y agilidad con los años. Lo que se traduce en esa fragilidad y disminución de la fuerza que se asocia con el envejecimiento, como dificultad para caminar distancias largas, subir escaleras o cargar peso.

Todo ello se debe en gran medida a la pérdida de masa muscular. A partir de los 30 se pierde entre 2 y 3 kg cada 10 años. El proceso se acelera a partir de los 50 y al llegar a los 70 una persona habrá eliminado aproximadamente el 40% de su masa muscular.

Proceso que puede remediarse, o al menos ralentizarse, incorporando ejercicios de fuerza a la rutina de actividad física. Algo que mucha gente no hace pasada cierta edad por temor a lastimarse o sentirse «demasiado mayores».

Este tipo de entrenamiento, como el de resistencia o levantamiento de pesas, incluso ofrece beneficios frente a condiciones crónicas asociadas a la vejez como artritis, obesidad, dolor de peso o afecciones cardíacas.

Por lo que el hábito más saludable será asegurarse unos 150 minutos a la semana de ejercicio moderado (lo que incluye caminar) y al menos 2 días a la semana de actividades para el desarrollo muscular.

Bebes agua cuando tienes sed

Sabes lo importante que es para tu organismo estar bien hidratado así que te aseguras de tomar agua cada vez que el cuerpo te pide beber. Sin embargo es probable que ya estés algo deshidratado cuando notes la sed.

Además con la edad los mecanismos que activan esta sensación se van perdiendo, por lo que no se puede regular la ingesta del agua a través de la sed. 

«Aproximadamente un 70% de los adultos entre las edades de 51 y 70 años pueden tener deshidratación crónica», asegura en AARP Jodi Stookey, epidemióloga nutricional del área de San Francisco (EEUU).

La deshidratación crónica puede aumentar el riesgo de infecciones urinarias, e incluso puede aumentar el riesgo de diabetes, de cáncer de vejiga o de colon, añade la doctora Dana G. Cohen.

Por lo que resulta necesario beber lo suficiente, se tengan ganas o no. ¿Cuánto? según los especialistas, en torno a 2 litros diarios. Una forma de saber que los niveles de hidratación son adecuados es que estos conllevan orinar cada 2 o 3 horas.

Tomar vegetales también es útil en esta tarea, pues contienen mucha, y la fibra que aportan ayuda a mantener esta en el cuerpo durante más tiempo.

No permites que el sol te toque

Protegerse del sol y no exponerse a su radiación de forma prolongada es adecuado. Ya que en exceso ocasiona daños en el ADN, con consecuencias perjudiciales: desde el envejecimiento de tu piel o quemaduras hasta ciertos tipos de cáncer.

Evitar las horas centrales del día y aplicarse protector solar ayudará frente a estos riesgos.

Ahora bien, no debes eludir este por completo. No solo por el placer que ofrecer disfrutar del aire libre en un día despejado. Además, el sol tiene numerosos beneficios para tu salud que podrías perder con ello.

El astro rey regula los ritmos circadianos, aumenta la producción de serotonina,y además es el encargado de que puedas absorber vitamina D de forma adecuadanutriente esencial, por ejemplo, en tu respuesta inmunitaria.

La luz solar sincroniza tu reloj biológico lo que favorece el descanso nocturno, de ahí que exponerse al sol en las primeras horas de la mañana sea una forma natural de favorecer el sueño, recomendada por los expertos. Algo esencial si se tiene en cuenta que dormir bien se hace más difícil con la edad.

Lo aconsejable, salir al exterior unos 15 o 30 minutos por las mañanas y después en la tarde, cuando la intensidad del sol es menor.

Tomas alimentos que piensas que son sanos pero en realidad están lejos de serlo

Una buena alimentación le dará a tu cuerpo lo que necesita para funcionar bien. Por lo que es un camino hacia una vida larga y libre de enfermedades.

Pero puede que lo que asumes como saludable no lo sea en realidad tanto. Muchos alimentos supuestamente sanos no lo son en realidad.

Las barritas energéticas suelen carecer de interés nutricional. Ciertos cereales o la avena instantánea que pones en tu bol de desayuno suelen ser «bombas azucaradas» mientras que los zumos y batidos no es la mejor manera de tomar fruta.

Evitar este error pasa por comer alimentos lo menos procesados posibles y leer las etiquetas para buscar aquellos con menores aportes de azúcares, sal y aditivos.

Obtienes tus vitaminas de los suplementos

Si eres de los que opta por consumir complementos vitamínicos para asegurar una mayor ingesta  de estos nutrientes esenciales, combatir afecciones o impulsar tu sistema inmune, deberías poner fin a este hábito.

Aunque mucha gente los percibe como beneficiosos hasta la fecha no existe evidencia contrastada que acredite que tomar complementos vitamínicos puede hacerte más saludable.

Pueden ser necesarios en casos concretos como durante el embarazo o ante afecciones que permiten asimilar correctamente un nutriente a través de la dieta.

Pero su consumo no es necesario si se está sano y se sigue una dieta equilibrada capaz de aportarlos de manera natural. Un revisión reciente del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos concluye que no protegen contra el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. En ocasiones puede conllevar riesgos al resultar tóxicos en cantidades excesivas.

About Post Author

Jose Manuel Fuentes Prieto

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Profesional de la Comunicación que, ademas de diferentes trabajos para sus clientes edita webs de Teletrabajo, Emprendedores y Calidad de Vida