El profesor de yoga se pone cachondo

Con ese cuerpo tentador que se adivina con la ropa muy ajustada, el hombre no pudo resistirse.

Deja una respuesta