Maria jovencita tetona.Los camioneros se la follan

Continuamos con las aventuras de Maria la vecina tetona y su novio Carlos, para los que no hayan leído los anteriores capítulos os recomiendo hacerlo, pero siempre intento que cada capítulo pueda leerse de forma independiente.

Carlos conducía el coche en aquella noche cerrada de finales de junio, a su lado María su novia con la que iba a casarse en menos de dos meses, eran las 4 de la madrugada cuando salían de Barcelona hacia la sierra madrileña.

Apenas habían pasado dos horas desde que la llamada de teléfono les había despertado, Carlos escuchó al otro lado de la línea la voz de su madre, fría y distante “tu padre ha fallecido hoy, no pensaba decírtelo pero tus hermanos han insistido mucho, el funeral será mañana a las 10 en la capilla de la finca” y sin esperar respuesta su madre colgó el teléfono.

Hacía cinco años que Carlos no se hablaba con su familia, no  le gustaba hablar del tema con Maria y cuando esta le preguntaba simplemente le decía “no me hablo con ellos, para mi familia yo es como si estuviera muerto”, pero a pesar de todo después de recibir aquella llamada no lo pensó un instante, tenía que ir, a pesar de todo lo acontecido sabía que no podía faltar al funeral de su padre.

En un primer instante no quería que María le acompañase, pero esta, al ver su estado de abatimiento no quiso dejarle solo en aquellos momentos “Me da igual cómo sea tu familia, eres mi pareja y no  voy a dejarte solo en estos momentos y menos teniendo que viajar de madrugada, voy contigo”, Carlos no pudo convencerla, Maria a pesar de sus 21 años, cuatro menos que el, era la que llevaba la voz cantante  en la pareja. No dejaba de ser contradictorio que una mujer dócil y sumisa como María cuando se encontraba con un macho dominante, sin embargo con Carlos se transformaba y ante la pasividad de este sacaba todo su carácter.

-”Me parece que ese vestido es un poco provocativo para ir al funeral”, dijo Carlos mirandola de reojo mientras seguía conduciendo.

María bajo la mirada hacia su vestido, a ella le pareció un precioso vestido de terciopelo negro con cremallera a la espalda, de hecho era el único vestido negro que tenía, no era excesivamente corto, más bien discreto, poco más alto de las rodillas, el escote de pico no era exagerado pero inevitablemente sus grandiosos pechos eran difíciles de ocultar, instintivamente se cogio las tetas con las dos manos comprobando que aquel sujetador de aros y refuerzos las mantenía perfectamente en su sitio;

-”No seas tonto cariño, el vestido es muy discreto además es el único negro que tengo,, lo que pasa es que tengo las tetas muy grandes, pero eso no lo puedo evitar, te avergüenza que llamen la atención?” le preguntó en tono meloso y juguetona apoyando una mano sobre la pierna de Carlos.

-”No es eso, es que mi familia es muy tradicional, muy … religiosa y para ellos se que les parecerá provocativo, son bastante especiales para estas cosas y se fijan mucho, no ves cómo se te marcan los pezones?” dijo sin dejar de mirarla de reojo

María no se sentía incómoda por los comentarios, al contrario, intentó tranquilizarlo;

-”Cari te recuerdo que me has pedido que me vistiera toda de negro, esta lencería me la regalaste tu, no te acuerdas? te recuerdo que me dijiste cuando me la diste que querías que me sujetarse bien las tetas por abajo y los costados pero transparente por arriba para ver bien los pezones y por eso se marcan en el vestido…. ya se que los tengo muy grandes y puntiagudos, pero ati te gustan no?” Maria seguía con el tono meloso sin dejar de acariciar la pierna de Carlos “Venga tonto que se lo mucho te excita cuando ves cómo me miran mmm dejame ver seguro que se te pone dura imaginandolo, verdad?” mientras lo decía María subió la mano de la pierna de Carlos a su bragueta acariciándola por encima del pantalón al tiempo que se subía el vestido con la otra mano y separaba las piernas para que viese su tanga…..

Carlos no decía nada, pero su respiración se acelera, se estaba excitando escuchandola, apenas llevaban una hora de viaje y quedaba mucho camino pero una señal de área de descanso  le hizo pensar que quizá sería mejor parar, aquellos comentarios de su novia se la habían puesto dura, que bien le conocía, , Maria también vio la señal de la zona de descanso para camiones   y se adelantó a los pensamientos de Carlos

-”Porque no paras Cari, tengo ganas de hacer un pis? dijo maliciosa

-”Es solo zona de descanso para camiones, donde paran para dormir los camioneros,  no hay gasolinera ni baños” dijo Carlos

-”Venga para, son las 5 de la mañana, no necesito un baño para mear” viendo que se iban a pasar la salida

Carlos dió un volantazo y giro a la derecha para entrar en la zona de descanso, no era excesivamente grande, un par de camiones estacionados a la derecha casi la ocupaban por completo, apenas había sitio para un tercero, Carlos se vio obligado a parar el coche delante del segundo camión

-”Mejor seguimos adelante y buscamos un área de servicio con bar abierto o baños, puede que estén despiertos los camioneros….” dijo Carlos al parar el coche

-”Venga no seas tonto, a esta hora seguro que duermen, me estoy meando” dijo Maria que sin esperar más abrió su puerta y salió del coche, de pie junto al coche  se dio cuenta que estaban al borde de la zona asfaltada, se metió las manos bajo el vestido y se bajó las bragas, quitandoselas y tirándolas a Carlos “Guardamelas que no quiero que se me mojen” le dijo riendo

Carlos suspiro y apagó las luces del coche “Venga no tardes, no vaya a venir alguien”

-”ehhh no apagues las luces que no veo, y a la derecha está todo lleno de barro, tengo que ponerme delante, en zona asfaltada, para no mancharme, venga tonto ya he notado que estás empalmado, seguro que te apetece hacerte una pajita viendo a tu chica, a que si?? imagina que alguien me ve mmm ponla durita para tu chica y ahora vengo y te saco la leche para que estés más relajado, venga, mmm” Maria conocía muy bien los gustos y las fantasías de su novio ….

Y no se equivocaba, Carlos ya estaba excitado y escucharla decir aquello hizo que al instante se bajase el pantalón y el slip cogiendo con fuerza su polla erecta para comenzar a masturbarse, Maria lo vio bajarse el pantalón y le guiño el ojo mientras se dirigía unos metros delante del coche, miró hacia la carretera y comprobó que desde allí no podían verla, delante de ella los faros del coche de Carlos la deslumbraban por completo pero a él le facilitaban un espectáculo en primera fila, se giró y se puso de espaldas al coche, separó las piernas, con las dos manos subió la falda del vestido hasta la cintura, dejando a la vista aquellas dos magníficas piernas enfundadas en medias negras hasta el muslo.  Gracias a los zapatos negros de tacón de aguja la hacían parecer mucho más alta, pero sobre todo resaltaba aquel culazo blanquecino, redondo, contundente, que contrastaba con su piel morena y quedaba enmarcado como un cuadro entre el vestido que sujetaba Maria a la altura de la cintura y sus medias al muslo.

Carlos en el coche se masturbaba compulsivamente mientras murmuraba “Qué buena estás cabrona, vaya culazo tienes, seguro que te gustaría que te vieran cacho puta mmmm”

Carlos no se podía imaginar lo parecidas que eran sus palabras a las de los dos camioneros que estaban en la cabina justo detrás de su coche. Los camioneros que iban a continuar su ruta cuando vieron entrar el coche de la pareja decidieron esperar temiendo que fuesen alguna de las muchas bandas que rondaban las zonas de camiones para robarles, en muchos de los casos un primer coche hacía de gancho para atraer la atención de los choferes  y luego otro coche que aparcaba detrás, aprovechaba la ocasión para robarles. Por eso dieron la voz de alarma por radio para que acudiese algún compañero que estuviese por la zona mientras uno se armaba con una tremenda llave inglesa y el otro con un contundente martillo.

-”Joder si es un gancho, menudo gancho, vaya pivon de tía, menudo culazo tiene joder” decía uno mientras el otro le respondía “Y si solo son una parejita parando para bajar el calentón?”

-”De momento quietos en la mata por si acaso, atentos por si aparece algun otro coche, desde luego la tia lo tiene que estar calentando, si son una parejita con ganas de echar un polvo no se irán y se quedaran a follar, si es un intento de robo no tardará en aparecer pronto algun otro coche” pero ninguno de los dos podía quitar un ojo de Maria que iluminada por los focos del coche de Carlos no podía imaginar que estaba siendo observada por otros dos hombres

Maria ajena a esto seguía con la intención de poner cachondo a su novio, seguía de espaldas al coche, se inclinó hacia adelante, separó un poco más las piernas y bajó las manos a sus nalgas cogiendo con fuerza los cachetes del culo y abriendolos bien para que su novio pudiese ver bien su culo y su coño peludo desde atrás.

Carlos seguía con su paja, acelerando cada vez más el ritmo y farfullando frases entrecortadas “Te gusta enseñar el culo zorra, te gusta que te lo vean cacho guarra, seguro que estas mojada como una puta mmmm seguro que tienes el felpudo empapado mmm que cochina eres y como me gusta mmm”

Tres metros tras él, dentro de la cabina del camión,  los dos camioneros tenían una conversación parecida

-”Aquí no aparece nadie, no me fio pero igual esa puta está buscando un par de pollas que se la follen, tu estas viendo ese coño? vaya felpudo tiene la guarra esa “ al no escuchar respuesta giró la cabeza para ver como su compañero  se había sacado la polla y se estaba haciendo una buena paja “joder yo tambien la tengo a reventar, me voy a hacer una paja tambien”

Mientras tanto María comenzó a darse la vuelta, despacio, se acercó un poco más al coche de Carlos y se puso justo en el centro entre los dos faros, a un par de metros, separó las piernas, se cojio de nuevo el vestido con las dos manos subiendolo a la cintura y se agachó poniéndose en cuclillas, separando las piernas todo lo que podía para mostrar completamente su coño a su novio,  comenzó a mear, un chorrito pequeño pero constante al principio, como reteniendo aquel húmedo líquido que comenzaba a encharcar el asfalto frente a ella, luego continuó sujetando el vestido a la cintura con su mano izquierda y bajó la derecha entre sus piernas, abriéndose paso entre la abundante mata de pelo de su coño separó con dos dedos los labios vaginales dejando ver aquel carnoso y rojizo sexo oculto bajo su frondoso felpudo, manteniendo esa postura comenzó entonces a soltar un generoso chorro de pis, no podía ver la cara de Carlos dentro del coche por la luz de los faros que la deslumbraban pero estaba segura de estar dandole un buen espectáculo a su novio…..

 

Un espectáculo que había decido alargar, por eso todos los movimientos eran como si fuesen a cámara lenta y cuando paro de mear, no se movió, ni quitó la mano derecha de su coño que aprovechó como limpiador pasando la palma de su mano abierta por su felpudo de arriba  abajo, frotando, despacio y luego llevando la mano a su boca para lamerla entera, primero la palma de la mano y luego cada uno de los dedos, despacio, repitió varias veces este gesto relamiéndose los dedos como si estuviera mamando una polla, buscando provocar y excitar a su novio.

No podía imaginar que su novio y los dos camioneros repitieron al unísono como si fueran un coro la misma frase “Que PUTA y qué GUARRA es esta tia”

Transcurridos unos minutos por fin María se levantó, pero lejos de dirigirse al coche echó las manos a su espalda bajando la cremallera del vestido  lo dejo caer a sus pies, sin moverse hecho de nuevo sus manos a la espalda para soltar el sujetador, no dejó que cayera al suelo sus manos pasaron a sujetarlo por delante al tiempo que se agachaba para recoger su vestido del suelo con la mano izquierda, cuando lo tuvo en la mano dio un par de pasos hacia el coche para apoyarse en el capó y dejó el vestido sobre el,  para a continuación muy despacio inclinándose sobre el capo dejó caer el sostén sobre el vestido y se apoyó con las dos manos sobre el capó dejando aquellas contundentes tetazas colgando a la vista de Carlos.

María se reía, no soltaba las manos del capo y comenzó a agitar su cuerpo despacio con movimientos laterales, sus pechos se bamboleaban como las ubres de una vaca, a pesar de su tremendo tamaño se mantenían firmes, dos globos redondos que algunos pensarían que eran de silicona por la firmeza y dureza que tenían pero nada más lejos de la realidad, eran naturales, muuuy naturales, terminados en dos areolas grandes sonrosadas que destacaban en la piel blanca de la marca del bikini y aquellos dos pezones puntiagudos desafiantes que parecian dos tremendos pitones.

Carlos sacó la cabeza por fuera de la ventanilla del coche, “Entra ya joder, no aguanto mas, me voy a correr”

Los dos camioneros escucharon también a Carlos, con las ventanillas un poco bajadas por si escuchaban el ruido de algún coche llegar y estando 3 metros tras él, se miraron entre sí

-”Vamos a jodernos a esa puta, yo no aguanto mas, estas viendo que tetas tiene esa golfa? dijo el uno

-”Joder que si  las veo, eso no son tetas son ubres, la muy puta esta de miedo, vaya culo, vaya felpudo, una hembra asi necesita varias pollas para quedar satisfecha, eso es seguro”

-”Bien, entonces esperamos que se meta en el coche, ahora que sabemos que van a joder, cuando estén en plena faena bajamos, amarramos al tío con estas bridas y luego nos la follamos, a cuatro patas en el asiento de detrás,  uno le da de mamar y el otro la jode y luego cambiamos, te parece bien?”

-”Me parece bien, pero yo no suelto está por si acaso” dijo agarrando con fuerza la tremenda llave inglesa al tiempo que el otro volvía a coger su martillo

María al escuchar a Carlos se dirigió hacia la puerta del copiloto, dejó sobre el asiento el vestido y el sujetador junto al tanga que había tirado a Carlos al salir y se montó en el asiento de atrás poniéndose a cuatro patas sobre el asiento “Tu eliges que prefieres, si entras por una puerta me puedes follar, si entras por la otra me das de mamar” dijo riendo

Carlos optó por la opción de la mamada y salió del coche pasando al asiento de atrás, sujetándose los pantalones con las manos y la polla empalmada al aire, no tenía una gran polla, mas bien normalita tirando a pequeña pero nunca había tenido ninguna queja por parte de María.

Desde la cabina del camión estaban esperando este momento “Mira que bien, se nos ha colocado ella solita y por lo que se ve ese capullo solo quiere una mamadita, debe estar a punto de correrse, vamos, no se nos vayan a marchar”, el otro asintió y ambos bajaron sigilosamente de la cabina del camión armados con la llave inglesa y el martillo y se colocaron uno en cada puerta trasera del coche, desde fuera podía ver perfectamente a María con el culo en pompa a 4 patas mamandole le polla a Carlos y este con la cabeza echada hacia atrás y los ojos cerrados intentaba aguantar la inminente corrida en la boca de su novia, cuando de repente ambas puertas se abrieron al unísono

-”Quietos pajaritos, tu sal fuera del coche y tu quieta puta” dijo amenazador uno de los camioneros blandiendo en la mano un tremendo martillo, mientras su compañero cogia de la cintura a María inmovilizando con una mano mientras con la otra le amenazaba con la llave inglesa a su cabeza “Si te mueves te reviento la cabeza, PUTA”

Carlos fue sacado del coche por el otro cogiéndolo del cuello y llevándolo a la puerta del conductor, “Tu, CAPULLO; túmbate sobre los asientos y pon las manos a la espalda, la cabeza pegada a la otra puerta, venga que es para hoy INÚTIL”,

Carlos obedeció, se estiró sobre los asientos delanteros pegando su cabeza a la puerta del copiloto y colocando las manos a su espalda, noto como el camionero ataba sus manos con bridas a su espalda y luego otras en sus tobillos, luego salió del coche y abrió la puerta del copiloto para amordazarla con varias vueltas de cinta de precintar cajas, tuvo que encoger las piernas cuando el camionero cerro ambas puertas mientras le decía “Si te mueves le reventamos la cabeza a tu novia, asi que ni un ruido, has entendido CAPULLO?? Asiente con la cabeza, joder”, Carlos asintió mientras escuchaba como quien le había atado y amordazado entraba en el coche ocupando el lugar en el que el estaba sentado sentado hacía unos instantes. parecía que era el que llevaba la voz cantante de los dos

-”Bien zorrita, ahora vamos a dejar las cosas claras desde un principio, ….”,  María estaba temblando, con una llave inglesa pegada a su cabeza, no se atrevía a mover un músculo ni a decir nada, estaba paralizada “Bien, tranquila, si haces todo lo que te digamos  no os pasará nada, pero te tienes que portar muy bien, si no haces lo que te digamos le reventamos la cabeza a tu novio y luego a ti, si intentas gritar o escapar te pasara lo mismo, lo has entendido PUTA?

-”Haré lo que querais, no nos hagáis daño por favor, todo lo que queráis pero no nos hagáis daño” suplicó Maria

-”Asi me gusta, como te llamas putita? que edad tienes?” dijo en tono seco

-”Me llamo Maria, tengo 21 años, mi novio Carlos y nos vamos a casar en dos meses, no nos hagáis daño por favor, por favor….”

El tipo que llevaba la voz cantante no perdía el tiempo y mientras le preguntaba había comenzado a sobarle las tetas con las dos manos dejando el martillo en la bandeja trasera del coche y su compañero al verlo hizo lo mismo con la llave inglesa y comenzaba a sobarle  el culo y el coño con las manos, al mismo tiempo, con la polla fuera del pantalón se la frotaba entre las piernas de Maria.

-”mmm Vaya tetazas tienes María, joder como nos has puesto con tu numerito delante del coche, secándote el coño con la mano, lamiendola después, enseñando el culo mmmm y abriéndote bien de piernas para que te viéramos el coño mmm vaya felpudo tienes ehhh, eres una CALIENTAPOLLAS Maria? Te gusta poner los rabos duros para mamarlos y que te follen Maria? DILO JODER¡¡ y mas te vale ser convincente PUTA¡¡¡”

Maria intentó controlar los nervios, tenía un nudo en la garganta, la voz entrecortada y tartamudeando un poco intentaba ser convincente “Si, si, soy una PUTA, una CALIENTAPOLLAS, quería poneros cachondos para que me dejarais chuparos la polla y me follarais bien”, fue terminar la frase y sentir como el que estaba tras ella presionaba con su polla la entrada del coño y de una fuerte embestida se la clavo hasta el fondo haciendo que cabeza de Maria chocase contra la puerta donde estaba sentado el otro

-”Joder, tranquilo, no seas animal, deja que se la meta en la boca, para follarla los dos a la vez”,  el otro paró en seco sin sacar la polla del coño de Maria que la notaba calzada hasta el fondo de su vagina, mientras las dos manos del hombre la sujetaba de las caderas.  El otro soltó las tetas de Maria para sacarse la polla del pantalón, completamente empalmado tuvo que soltarse el cinturón y los botones para dejarla completamente a la vista de María, era una polla tremenda, casi el doble de gruesa que la de su novio y bastante más larga, Maria dudaba que pudiese meterse semejante tranca en la boca.

-” mmm ves que hermosura de polla tienes toda para ti Maria, nada que ver con la pollita de tu novio, verdad? jajajaja, escúchame bien sino quieres pasarlo mal zorrita, mas te vale ensalivar bien la boca y abrirla mucho para que te vaya entrando bien, esfuérzate por tu bien y lubricala mucho porque luego te voy a follar el culo y sino esta muy muy lubricada te aseguro que te va doler”, Maria intento hacer lo que le decía, habría mucho la boca y consiguió meterse el glande y un cacho de polla en la boca pero tenia la sensacion que no daba mas de si, era demasiado gruesa

Noto como la mano del hombre la cogió de la nuca y comenzaba a presionar la cabeza para meterla más profundamente en la boca, María tenía la sensación de que en cualquier momento sus labios se rasgaban al no dar mas de si, se ahogaba, no podía digerir semejante cacho de carne y las primeras arcadas le venían a la boca sin poder controlarlas

-”Escúchame bien PUTA, no pienso soltarte la cabeza, mas te vale tranquilizarme y respirar por la nariz, si vomitas no voy a soltarte la cabeza y te ahogaras en tus propios vómitos, respira por la nariz y traga, respira y traga , concéntrate en mi polla, te lo digo por tu bien, yo no te voy a soltar mientras mi amigo te jode bien el coño, no te soltaré hasta que se corra, pero tranquila que este jode como los conejos rapidito y se corre pronto , pero sigue empalmado después jajajaja ya te darás cuenta” “Venga tu empieza a joderla que la tengo bien empalada la boca”

 

El otro no se lo hizo repetir, como bien decía su amigo comenzó a follarla como los conejos, movimientos muy rápidos de pelvis, sin sacar apenas la polla del coño, como si estuviera acoplado dentro de ella mientras su compañero intentaba acompasar las embestidas sujetando la cabeza de Maria que sin darse cuenta iba metiendo poco a poco aquella polla dentro de su garganta, salivando por la comisura de los labios, con los ojos que se le salían de las órbitas Maria comprobó que tenía aquella tremenda verga completamente dentro de su boca, no sabia como pero buena parte la notaba en lo más profundo de su garganta, apenas fue consciente cuando el que la estaba jodiendo el coño se corrió dentro de ella

-”Muy bien putita, muy bien, te la has tragado enterita, hasta la empuñadura mmm, despues de esto la de tu novio te parecerá un caramelito, seguro que cuando se la mames te cabran sus huevos en la boca tambien jajajaja” mientras se lo decía fue levantando la cabeza de Maria y sacando poco a poco aquel pedazo de carne de su boca, Maria babeaba mas y mas a medida que su boca se liberaba de aquella verga y volvia a respirar con normalidad entonces fue consciente que el que tenia detras se habia corrido pero siguió con la verga dura metida en su coño, aquel cabrón seguía empalmado pensó.

-”Muy bien putita muy bien, levanta un poquito así, me voy a girar un poco apoyado en la puerta frente a ti para que me chupes la polla con esas tetazas que tienes, quiero que te esmeres en hacerme una buena cubana, con esas ubres no tendrás problemas, verdad zorrita ?” María asintió

-”Asi me gusta, lo estas haciendo muy bien putita, muy bien, voy a ser bueno contigo, ya notas que mi amigo sigue empalmado verdad? bien, pues puedes pedirle que te vaya follando el culo para que esté más dilatado cuando te lo joda yo, su polla es bastante más pequeña que la mia, asi que creo que  te interesa mucho que lo haga, pero se lo tienes que pedir tu, si no quieres no te preocupes a él no le gustan mucho los culos por eso te digo que es un favor que le tienes que pedir si quieres que lo haga”

María pensó que sería sensato hacerle caso para no se pudieran enfadar y porque seguro seria mejor dilatar su ano con la polla convencional si quería que su culo pudiese recibir después aquella tremenda verga  sin que se lo rompieran “si, si, jodeme el culo, jodelo bien, quiero estar bien dilatada y lubricada para que me quepa esta polla” decía María mientras amasaba con sus tetas aquella verga, cogiéndolas con las dos manos y deslizándose de arriba abajo, demostrando maestría en la práctica de la cubana.

-”Tu novio te folla el culo?” preguntó el de detrás, al tiempo que sacaba su polla del coño de Maria y la apuntaba a la entrada del ano sujetándola con la mano

-”No, el no, pero otros sí” respondió María sin pensar

-”Ja jajajaj, ves ya te decía yo que iba a resultar una puta de verdad” dijo el que le estaban haciendo la cubana al tiempo que cogía la cabeza de Maria con la dos manos y la miraba fijamente a los ojos “Déjame adivinar zorrita, apuesto a que a tu novio le pone ver como te lo montas con otros tíos, como los calientas, los ponen cachondos, apuesto que se pajeaba en el coche imaginando que otros te veian, mejor aun, seguro que imaginando que otros te follaban, por eso se puso detrás para que le chupas la polla mientras se imaginaba que otro tío te jodia bien el coño y el culo jajajaja apuesto que no me equivoco, si o no zorrita??”

Maria bajo la cabeza y asintió, noto como la mirada de aquel desconocido se clavaba en sus ojos y había adivinado perfectamente sus pensamientos.  En ese momento sintió la presión en su ano, acompañada de un golpe seco de pelvis para notar como el que estaba tras ella comenzaba a encularla, a continuación un par de empujones más y su culo recibió en su totalidad la polla que acababa de follarle el coño.

-”mmm hasta los huevos, vaya culazo tiene esta putita mmmm” decía el que la estaba enculando con movimientos rápidos igual que cuando le había follado el coño, bonbeando y haciendo que los empujones facilitaran la expulsión de un buen chorro de leche alojado en el coño de María que ahora se deslizaba por sus muslos.

María intentaba mantener sus tetas, con sus manos rodeando la polla que tenía pegada a su pecho a pesar de los empujones que recibía desde atrás “asi puta asi mmm, frotarlas bien por la polla mmm ohhh, restriegame las bien mmmm,  vaya tetazas tienes mmmm lamerme la punta de la polla mmmm asi chupa PUTA, CHUPAAA”

-”Vaya polvo tiene esta ZORRA joder, ufff,  me voy a correr, voy a llenarte el culo de leche PUTA ahhh me corroooo”, Maria noto aquellas dos manazas que la sujetaban por sus caderas apretando con fuerza y tirando de ella hacia atrás, notando la descarga de una nueva corrida que la estaba llenando el recto de leche. Ahora si noto María como aquella polla perdía su dureza y aflojaba su erección saliendo de su culo.

-”Levante un poco putita, quiero ordeñarte esas ubres” ordenó el que tenía delante, María se mantuvo arrodillada  en el asiento pero levantó su cabeza dejando que sus tetas quedaron colgando como si fuese una vaca que espera el ordeño.  De nuevo noto otras dos manazas, fuertes, callosas, que en este caso amasaba sus pechos, retorciendolos, juntándolos, presionando y pellizcando sus pezones, noto un fuerte dolor al notar esta presión y no pudo evitar soltar un quejido.   Afortunadamente al instante noto como la presión sobre sus puntiagudos pezones bajaba y aquellas manos se concentraban en sobar sus tetas, amasándolas, acariciándolas con cierta maestría y en este momento no pudo evitar un suspiro “mmmmm”.

-“Valiente PUTA estas hecha” recibió como respuesta a su gesto de satisfacción, al tiempo que aquel hombre dejaba de sobarla para salir del coche al igual que acababa de hacer su compañero. “Quedate como estas ZORRA, te quiero a cuatro patas como una PERRA, no te muevas”, le dijo al salir

-”Qué te parece si soltamos al cornudo para que disfrute un poco y vea como enculo a su novia, también tiene derecho a disfrutar un poco no te parece”

Una fuerte carcajada se oyó como respuesta “jajajaja no parece mala idea, que disfrute y que se fije, a ver si aprende algo jajajajaja”

Los dos hombres abrieron las puertas de delante y sacando sendas navajas de los bolsillos cortaron las bridas que maniataba manos y pies de Carlos, al igual que su mordaza.  “como hagas alguna tontería os reventamos la cabeza a los dos, me has entendido Carlitos?, sal del coche y quítate los pantalones y los calzoncillos, venga date prisa joder”, ordenó el que llevaba la voz cantante.

Carlos salió del coche por el lado del copiloto y quedándose de pie,  junto al coche, se bajó los pantalones y los calzoncillos, quedándose de pie, inmóvil y en silencio.

-”Ven aquí cornudo, tu novia está chorreando de leche, quiero ese coño y el culo bien limpitos para follarmelos a gusto.  Me has entendido cornudo? Ponte a lamer y dejarlos como los chorros del oro CABRON. Venga mueve joder, no te quedes como un pasmarote o te reviento ahora mismo”, la mano del hombre levantaba amenazador la tremenda llave inglesa y Carlos se agachó tras María poniéndose a lamer el culo y el coño de su novia.

-”La quiero bien limpita joder, los chorretones de los muslos también, no los ves INÚTIL?”

Carlos se afanaba en lamer la parte interior de los muslos de María donde una gran cantidad de leche pringosa empapaba las piernas de la chica.

-”Vaya corridas sueltas siempre Cabron, te corres como los caballos jajajaja” le decía el hombre que estaba junto a Carlos, a su compañero,  con la polla en la mano, esperando para encular a la pobre Maria

-”Muy bien asi asi, un chico aplicado así me gusta, ensaliva bien el ojete a tu chica que se la va a follar un hombre de verdad CABRONAZO,  joder mira a este CABRÓN se está empalmando jajajaja”, era cierto Carlos no podía evitar sentirse excitado y su pene demostraba una buena erección “Ya está bien, suficiente, APÁRTATE”  Carlos se hizo a un lado

-”Y tu PUTA, sal del coche, prefiero montarte de pie apoyada en el coche”, María salió del coche y vio como con la mano le indicaba que se pusiera detrás del coche, apoyada con las manos en el maletero.

-”Separa bien las piernas ZORRA, y levanta el culo, apoya las manos en el coche quiero ver como meneas las tetas mientras te enculo”, Maria en silencio obedecía las indicaciones

-”Compadre hazme el favor me gustaria un video de recuerdo, coge tu móvil anda, quiero tener unos primeros planos de  esas tetas y ese culo de recuerdo jajajaja”, su compañero no se lo pensó dos veces y subiendo a la cabina bajo al momento con el móvil en el mano.

-”Y tu CORNUDO, antes de que comience a grabar vas a ponerte en un costado de tu novia, primero te pajeas un poco más, quiero verte bien empalmado para que no puedas decir luego que esto ha sido en contra de vuestra voluntad.” Carlos obedeció y comenzó a pajearse de pie junto a María, no le costó mucho empalmarse por completo.

-”Muy bien, se nota que te gusta esto CABRÓN, ahora cogele las nalgas a tu novia con las dos manos y le separas bien los cachetes, quiero que me abras bien el ojete de tu chica pero antes quiero que digas mirando al móvil que quieres que nos la follemos. Que te pone cachondo ver como un buen macho la encula bien. Has entendido CORNUDO?”

Carlos asintió con la cabeza, el del móvil se puso frente a él grabando al mismo tiempo el culo abierto por las dos manos de Carlos que separaba sus nalgas y mirando al móvil dijo;

-“Quiero que os folleis a mi novia, me gusta ver a buen macho montandola, enculandola” al tiempo que lo decía el otro hombre se puso detrás de María, cogiendose con la mano aquella polla tremenda y apoyándola en la entrada del ano de Maria

-”Escupe en el ojete de tu chica, ensalivala el culo que me la voy a follar, vamos CABRÓN” Carlos escupió repetidas veces sobre aquel glande grueso que se apoyaba en la entrada del culo de su novia al tiempo que veía como este comenzaba a presionar y no sin esfuerzo consiguió meter el glande dentro del ano de Maria que a pesar de la reciente enculada del otro la diferencia de tamaño de las dos pollas hacía que no fuese sencilla la penetración.

-”mmm la cabecita ya está dentro, si entra la punta entra el resto” y mientras lo decía aumentó la presión  escuchandose el quejido de Maria que sentía un fuerte dolor pensando que le reventaban el culo

-”Tranquila putita ya casi está, tienes la mitad dentro mmmm” dicho esto comenzó a bombear con movimientos de cadera haciendo que la fricción fuese penetrando poco a poco aquel tremendo cacho de carne dentro del culo de Maria “mmmm ves que bien mmmm vaya culazo tienes CACHO PUTA mmmm”, los movimientos se fueron haciendo más rápidos, las tetas de Maria se bamboleaban de lado a lado recibiendo las embestidas, mientras el que grababa con el móvil alternaba primeros planos de la enculada, y otros de las tetas con panorámicas donde se veían por completo las caras de Carlos, Maria y su compañero. Carlos seguía sujetando con las dos manos las nalgas de Maria, manteniéndola bien abierta.

-”Suelta las manos CABRON, ya la tiene clavada hasta los huevos, pajeate joder, hazte una buena paja CORNUDO viendo como le doy por el culo a tu novia mmmmm”, Carlos como venia haciendo asintió con la cabeza y comenzó a pajearse junto a su novia viendo como la enculaban.

Maria estaba empapada de sudor, una mezcla de dolor y placer la invadió, los gritos iniciales se habían convertido en gemidos, el del teléfono cada vez que se acercaba para grabarla de frente aprovechaba para manosearle aquellas tetazas que le botaban de lado a lado al tiempo que recibía las embestidas en su culo.”Esta PERRA esta salida perdida, joder nunca había visto unas tetazas asi, me la esta poniendo dura otra vez joder, dios que buena esta la cabrona” decía sin dejar de grabar con el móvil.

El ruido de dos camiones que entraban en la zona de descanso los hizo parar a todos, girando las cabezas para ver como dos camioneros que habían parado sus cabinas junto a ellos bajaban preguntando por la llamada recibida en sus radios.

-”Estos son los ladrones? jajaja pero que bien os lo estais montando” dijo uno de ellos

El que enculaba a Maria que no había sacado la polla en ningún momento la mantenía sujeta con las dos manos por las caderas y de nuevo fue el que tomó la palabra:

-”Tranquilos compañeros, pensábamos que podían ser ladrones pero solo era una parejita buscando emociones …… y unas buenas pollas jajajajaja” dijo entre carcajadas

-”Joder pues vaya pivon, esta de puta madre la tía, podemos unirnos a la fiesta?”

-” jajajaja claro chicos, esta putita puede con todo lo que le echen, verdad María?, pero María asustada no decía nada, el miedo superaba  el placer que pudiera sentir mientras la follaban, eran las situaciones que no podía controlar, cuando se sentía sometida y usada por algun macho dominante, en esas situaciones el acatamiento y el silencio eran su defensa. Incapaz de resistirse, ni de reconocer abiertamente que esas situaciones la excitaban, su alma dócil y sumisa le hacen bajar la cabeza, asentir, obedecer sin más, su interior se debatía entre disfrutar abiertamente y la opción de oponerse al abuso, simplemente se dejaba llevar.

No tuvo que decir nada, uno de los recién llegados ya estaba frente a ella y se había sacado la polla, una polla normalita parecida a la de Carlos pero tiesa como un palo

-”Ven aquí guapa, baja la cabecita, chupamela, seguro que sabes dar gusto a dos pollas al mismo tiempo, mmmm eso es así, comertela enterita mmm muy bien, veamos estas tetas ummm vaya tetas guapa”, María dejó de apoyarse en el coche para apoyarse en la cintura del hombre que sujetandole la cabeza con una mano con la otra le acercaba la polla a la boca para hacerla mamar y pasar a continuación a magrear las tetas cuando la tuvo alojada por completo en la boca de Maria.

El de detrás siguió con la enculada, acelerando los movimientos” Yo enseguida termino, esta zorrita me tiene muy a punto,  enseguida os la cedo” y mirando hacia Carlos “Estarás contento CABRON tienes dos pollas mas que se van a joder a tu novia, joder que agusto te la estas pajeando,  CORNUDO jajajajaja”

Carlos no se había movido del costado de Maria, se pajeaba compulsivamente con la cabeza baja, sin atreverse a mirar a ninguno de los hombres a la cara, después de haberle reconocido a su novia hacía unos días que le excitaba verla con otros hombres no sentía vergüenza, al contrario se sentía tremendamente excitado.

Un aullido como si fuese un lobo del que la estaba enculando indicaba que por fin llegaba la corrida, un fuerte empujón final y dos fuertes palmadas en las nalgas de Maria que le dejaron las marcas de los dedos del hombre en aquel culazo tan blanco “mmmm joder que polvazo, menuda PUTA”,  dijo al tiempo que la descabalgaba y se apartaba hacia atrás dando un par de pasos “Venga tio, tu turno, verás que felpudo tiene esta putita” dijo dirigiéndose al otro camionero que había llegado y que esperaba impaciente con la polla en la mano, pero sin apenas empalmarse.

-”Yo prefiero hacerme una buena paja, mientras la sobo un poco” dijo poniéndose  a la espalda de Maria y comenzando a sobarle el coño “mmmm vaya pelambrera tiene esta guarra joder, a mi no me gusta metersela a estas putas, a saber cuantas pollas se la habran jodido antes”

-”Serás Capullo”, dijo el que estaba delante dándole de mamar a Maria, “A ti lo que te pasa es que no se te pone dura joder, dejame a mi ya veras.  Ven aquí zorra, túmbate sobre el capó y ábrete bien de piernas que yo si que quiero darte una buena ración de rabo”,

Sacandole la polla de la boca a Maria la cogió de la mano y la llevó delante del coche haciéndola tumbar boca arriba sobre el capó, el se puso de pie frente a ella cogiéndola con las manos de las dos piernas, tiró de los muslos de María hacia él y acerco su polla a la entrada del coño de María “Vaya felpudo joder, ábrete bien PUTA que sino no voy a encontrar la entrada jajajaja” pero a pesar de sus burlas con mucha facilidad su polla se apoyó en la entrada de la vagina y no le costó ningún esfuerzo penetrarla hasta el fondo al primer embiste.

-”mmm mojadita como me gusta, se nota que ya te han follado bien ehhh PUTON, que buen polvo tienes cabrona, estas tetas me vuelven loco” decía mientras inclinado sobre ella le sobaba las tetas al tiempo que la metia hasta el fondo para sacarla a continuación casi por completo, eran movimientos secos y rítmicos, fuertes empujones que no tardaron en provocar que se corriera a los pocos minutos entre fuertes bufidos “ ahhh buff toma leche ZORRA, bien regada si señor ummm”, el tipo se vació como quien se corre haciendose una paja en el baño, y con total indiferencia se apartó de ella y la dejó espatarrada sobre el capó como si fuese una muñeca.

Carlos no había podido evitar correrse viendo la escena, los dos primeros camioneros ya se habían subido a su cabina y los otros decidieron imitarles.

A Maria le costó un poco bajar del coche, estaba molida después de los cuatro polvos que la habían echado, se dirigió hacia el asiento del copiloto, abrió la guantera y sacó un paquete de toallitas húmedas para limpiarse, Carlos se acercó donde ella y tomó unas cuantas para limpiarse también su reciente corrida.

-”Te has corrido viendo como me follaban??” pregunto Maria, pero el no respondió, simplemente bajó la cabeza, de nuevo Maria tomaba la iniciativa, se sentía abandonada por él y al mismo tiempo no podía dejar de quererle, en el fondo ella sabía que también ella se sentía excitada siendo usada por otros hombres, a los dos les costaba reconocer la realidad, pero los dos asumían para dentro que disfrutaban de esa peculiar forma de sexo.

No necesitaban hablar, los dos creían saber cómo se sentía el otro, pero de nuevo fue María la que tomó la palabra,

-”Será mejor que nos vistamos y continuemos el viaje, hemos perdido más de una hora y tenemos que llegar al funeral, vas a tener que contarme muchas cosas de tu familia antes de llegar”

-”Tranquila, voy a contártelo todo…” dijo Carlos

Pero eso será motivo de otro relato, gracias a todos por vuestros comentarios y mails, siento la tardanza en la continuación, pronto tendréis más novedades, besitos

mariaruizred

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *