Maria jovencita tetona. La vecina preñada

Don José el vecino de María y jefe de Carlos salió de la notaría   con el propietario de los dos apartamentos de la segunda planta, sabia que iba necesitado de dinero y era una buena ocasión de conseguirlos a buen precio y ponerlos en alquiler como apartamentos turísticos. Habían acordado un precio y esa mañana del miércoles firmado la compra-venta. Los dos estaban satisfechos con la operación.

En el segundo derecha vivián los 4 trabajadores de una contrata propiedad del dueño del apartamento, que pronto lo dejarían libre y en el segundo izquierda un matrimonio rumano,  formado por Andrei, trabajador de la construcción que se había quedado hacía poco en el paro, de 40 años, su mujer Mikaela, de 36 años, embarazada de 7 meses y una hija Ana de 18 años.

Esteban, el vendedor de los dos apartamentos, era un empresario en crisis de 40 años, tenía una contrata adjudicataria de una obra pública a la que la administración le debía bastante dinero y necesitaba liquidez. Los cuatro trabajadores del segundo derecha eran empleados suyos. El vicio, el juego y las putas  le habían llevado a la ruina.

-”Creo que ha sido una buena operación para los dos, con este dinero podrá liquidar una parte de mis deudas más acuciantes y aún me quedará pagarles a los empleados, les debe varias mensualidades y me preocupas en particular los cuatro elementos que tengo alojados en el segundo derecha,  son malos bichos, espero que cumpla su parte del acuerdo y con eso se queden satisfechos.”, dijo Esteban a Don José

Don José sabedor de las urgencias de Esteban por vender había negociado a la baja muy a su favor las condiciones de la venta, a cambio, conocedor de su afición a por las putas, le había ofrecido la posibilidad de conseguirle las 3 hembras del edificio, María la tetona del primero, Mikaela la preñada del segundo y su hija Ana. Se había comprometido a conseguirle las 3 hembras tanto para su disfrute como para el de sus empleados del segundo derecha y así compensarlos por el dinero que les debía:

-”Tranquilo Esteban, con los pisos de mi propiedad y venciendo el mes que viene el alquiler de las rumanas las tendré comiendo de mi mano en pocos dias, veras como si, La del  primero ya te dije que no hay problema”, dijo Don José convencido de cumplir su compromiso del trato.

-”Cabronazo, espero que sea así, me conoces bien, no te los habría vendido por ese precio de no ponerme el caramelo de esas hembras, joder que buenas estan las tres. Cada una tiene su morbo, las tetas de la del primero son descomunales, la preñada tiene un morbazo con esa barrigota y su hija mmm es un caramelito.  Pero acordamos que el dia de la firma me podría follar ya a la tetona del primero ehh”, dijo impaciente Esteban

“Tranquilo Esteban, ya le dije que estuviese preparada esta mañana, he escogido una ropa con la que te gustara verla… mm ya veras, ahora vamos a la casa y te la follas a gusto cabronazo.  A su novio, como sabes, lo tengo trabajando en mi empresa y ha ella la tengo bien pillada, te la podras follar como quieras. esta misma mañana” dijo Don José, al tiempo que los dos hombres se dirigían hacia la casa.

María mientras estaba en su casa vistiéndose tal como le había pedido Don José, sabía que esa mañana tenía que contentar a un compromiso de aquel viejo pervertido que la tenía pillada con la deuda del apartamento y el trabajo de su novio “Te pones esta ropa y estás lista para cuando te llame pasar a mi casa” le había dicho Don José,  “ahh y no olvides coger el carrito de la compra” le había insistido el vicioso del vecino.

Y allí estaba ella mirándose al espejo, con unas sandalias negras de tacón fino,  una minifalda azul marino plisada , muy cortita, ceñidita a la cintura pero con bastante vuelo, sin bragas, un top blanco muy juvenil que le dejaba el ombligo al descubierto, sus grandes pechos lo ahuecaban, no llevaba nada debajo,  “es como llevar una minifalda superior para las tetas” pensó María, mientras se miraba en el espejo, probó a subir un poco los brazos, apenas los alzó a la altura del pecho el top se alzó lo suficiente para dejar media teta al aire “por dios que no me hagan salir con esto a la calle” se decía para sí mientras miraba el carrito de la compra, no entendía aquel capricho de Don José.

Caminó unos pasos delante del espejo, las tetas sin sujetador se le movían sin control, bamboleándose hacia un lado y otro, aquel top holgado y tan cortito no ejerce ningún control, probó a sentarse en una silla frente al espejo, la primera vez lo hizo un poco rapido sin recogerse la minifalda con las manos al tiempo de sentarse y se le subió hasta mitad de las nalgas, dejando medio culito a la vista, probó de nuevo más despacio recogiendo la minifalda con las manos al tiempo de sentarse para que no se subiese, pendiente de ver si se le subía mucho por detrás no junto completamente las piernas, al mirar de nuevo al espejo se vio de frente mostrando su sexo peludo por completo. Cerro las piernas instintivamente por completo, “joder o enseño el culo o el coño y si ando un poco deprisa o levanto un poco los brazos se me salen las tetas,”, estaba en estos pensamientos cuando sono su movil, era Don josé;

-”Espero que estes lista zorrita, pasa a mi casa”, escucho con el mismo tono seco y cortante de Don José, que no se molestó en esperar respuesta

Don José y Esteban esperaban en casa del primero, “Con lo que te gustan las putas tienes que tener a tu mujer a dos velas Cabronazo” le dijo Don José a Esteban

-”Teresa siempre tiene alguna excusa para no follar, siempre le duele algo” respondió Esteban

-”Solo la he visto un par de veces, siempre vestida un poco mojigata, me pareció una mujer muy seria y tradicional, pero es muy atractiva y me pareció que tenía un buen par de tetas también, no será que alguno te la está montando?” le pinchó Don José

-”Mi mujer no es de esas” dijo un poco molesto por el comentario, “Si que es verdad que es muy seria, tradicional y le gusta vestir discreto. En el instituto no le gusta llamar la atención, su vocación siempre fue la enseñanza.

De repente sonó el timbre de la puerta “Bueno seguro que es la putita de la vecina, te la cedo un par de horas para que hagas lo que quieras con ella, ..”

-”Voy muy caliente, sino te importa me gustaría echarle un polvo rapidito aquí mismo y luego pasearla un poco, no habrá problema verdad?” preguntó Esteban

Don José se rio “En estas dos horas haz lo que te salga de los cojones con ella, la he pedido que se ponga ropa sexy como dijiste y que venga con el carrito de la compra, es lo que querías, no? Dijo Don José, viendo que el otro asentía, mientras se acercaba a la puerta y abría

Allí estaba María, de pie sujetando el carrito de la compra con la mano derecha, Don José la miró de arriba abajo “menuda hembra” pensó, dejando sitio para que pasase “Entra putita, entra, tengo que presentarte alguien”

Esteban se la caia la baba mirando, el bulto en su pantalón no podía disimular la erección que le había producido, aquella chavala se la pone dura cada vez que la veía, pero joder nunca la habia visto asi

Don José cerró la puerta y espero que María dijese su saludo como cada vez que entraba en su casa;

-”Señor, María la puta tetona de la vecina, está aquí para lo que quiera, cuando quiera, donde quiera y como quiera”, sono a sonsonete que se repite de forma automática, pero a Don José le valió

-”Ves Esteban que bien educada la tengo..?” dijo viendo la cara de satisfacción del otro, “Muy bien PUTA, asi me gusta, te presento a Esteban, es amigo mío, durante un par de horas estarás con él, harás lo que él te diga, TODO LO QUE TE DIGA, lo entiendes ZORRA?” dijo mirando a María con cara seria y elevando el tono de voz, ella asintió “Bueno Esteban es toda tuya, si prefieres me voy o te la llevas, lo que tu quieras, es tu tiempo” dijo esperando que el otro tomase la iniciativa

“Si quieres quedarte a mirar un poco, me apetece algo rapidito y luego sacarla a pasear un poco”, dijo Esteban, mirando a Don José. este asintió indicando que se quedaba.

Esteban le pidió a María que se adelantara y se colocará en el centro del salón junto al precioso y amplio sofá de piel de Don José, “Joder, mmmm siempre me la pones dura cuando venía alguna vez al edificio a visitar a mis inquilinos y coincidamos, pero hoy….. ufff siempre deberías vestir así como una verdadera fulana, mmmm LEVANTA LOS BRAZOS, quiero verte las tetas”,

Maria, callada, en silencio, con la cabeza baja, alzó los brazos y aquel top blanco tan cortito se alzó con ellos dejando a la vista casi por completo aquellas dos tetazas, redondas, firmes, de grandes aureolas oscuras terminadas en dos puntiagudos pezones, se colocó frente a ella mirándola a los ojos mientras sus manos amasaban con fuerza las dos tetazas de Maria “eres una verdadera PERRA, tienes los pezones duros como piedras, seguro que estas mojada GUARRA, seguro que si, vamos a verlo”,

Sin soltar la mano izquierda de las tetas de María, bajo la derecha  para meterla entre sus piernas “Separa más las piernas ZORRA, deja que te sobe bien el coño”, decía al tiempo que María manteniendo los brazos en alto, separaba más las piernas notando como aquel hombre comenzaba a sobarle el coño con fuerza, buscando su raja con los dedos y notando como un par de ellos se metían dentro de su vagina “Los sabia, mmm estas mojada como una PERRA”,  dijo al tiempo que sacaba los dedos del coño de Maria para acercarlos a su boca que ella abrió al notarlos presionando en sus labios “Chupalos PUTA, chupalos bien que ahora me vas a comer la polla”

Don José mientras a un par de metros de ellos, de pie, se había sacado su pequeña y flácida polla y con un par de dedos se la meneaba intentando ponerla dura “No has dicho nada del felpudo que tiene esta puta entre las piernas, es como te había dicho?”

A Esteban no parecía haberle gustado mucho el coño peludo de María “me parece una GUARRA, si fuese mía se lo pelearía por completo” dijo con cierto desprecio y mientras lo decía sacó la mano de la boca de María que seguía lamiendo los dedos y se bajó la bragueta sacando una verga dura, de buen tamaño, no excesivamente gruesa pero si bastante larga “Arrodíllate PUTA y chupamela bien, HASTA EL FONDO ZORRA”

María se arrodilló y le cogió la polla con la mano derecha acercando sus labios y lamiendo el glande para poco a poco ir metiendo en su boca hasta que de repente noto como el hombre la cogió con las dos manos de su cabeza y presionando de su nuca hacia el vientre del hombre se vio obligada a meterla en la boca hasta el fondo.  Aquella polla se clavaba en su garganta presionando hasta la campanilla y haciendo que unas fuertes arcadas subieran de su estómago a su boca provocando ganas de vomitar, babeaba en cantidad intentando digerir aquel pedazo de carne que la ahogaba pero aquellas dos manos como dos tenazas no le dejaban ni un centímetro de respiro a su boca.  Fueron un par de minutos eternos para María, estaba a punto de vomitar cuando la presión cesó en su cabeza y la verga salió de su boca tan rápido como entró.

“Ponte a cuatro patas en el sofá, me apetece follarte PUTA, ábrete bien las nalgas con las manos” ordenó Esteban

María se arrodilló en el sofá apoyando primero las manos en el respaldo para colocarse bien y apoyar  su cabeza, separó bien las piernas, puso el culo en pompa y cogió sus nalgas con las dos manos abriendo bien sus dos agujeros para aquel hombre.

Esteban se colocó tras ella pegado a su culo, cogió su verga con una mano y la acercó a la entrada de aquel coño peludo, presiono un poco y la verga se desplazo sin problemas hasta el fondo, se notaba que Maria estaba bien lubricada y aquella vagina amplia acogió sin problemas la buena verga de Esteban que comenzó a joderla con fuertes embestidas, se notaba que tenía muchas ganas porque no tardó más de tres o cuatro minutos de potentes embestidas cuando comenzó a aullar como un lobo,  apoyándose sobre la espalda de María mientras le vaciaba su depósito de leche por completo dentro del coño. “joder, vaya polvazo tienes PUTA” dijo al tiempo que se separaba de ella y volvía a poner de pie con la polla goteando semen y manteniendo una buena erección

“Ven ZORRA, arrodíllate y limpiamela, déjamela bien lustrosa PUTA”,

Maria se levanto del sofá, el semen de aquella corrida comenzaba a salirle del coño y se le deslizaba por la parte interior de sus muslos, se arrodillo frente al hombre y comenzó a lamerle la polla sujetándola con una mano, poco a poco la erección cede afortunadamente para ella que temía vomitar si le follaba la boca como había hecho hacía unos minutos.

-”Ya está bien, SUELTA PUTA” le gritó Esteban, “No te limpies ZORRA, me gusta que vayas chorreando leche” viendo que María hacía ademán de querer limpiarse con unas servilletas de papel que había sobre la mesita de centro.

Don Jose se quedo con ganas de terminar su paja y se recogió la polla, ahora le interesaba más que su “cliente” quedase satisfecho con el servicio

“Bien, nos vamos a dar un paseo” dijo Esteban mirando a Don José, “No se preocupe la mando en el tiempo acordado, vamos cerquita de aqui”, le hizo un gesto a María para que le siguiese y que cogiera el carrito de la compra.

Salieron del apartamento de Don José y en el portal del edificio le dijo a María “Muy bien PUTA, ahora vamos a ir a un super que hay cerca de aquí, entramos  como si fuésemos una pareja normal, durante todo este tiempo te llamaré TERESA, no lo olvides, si te llamo asi delante de alguna dependiente o quien sea, tu respondes como si fueses mi mujer y te llamases así, lo entendemos ZORRA?, Maria asintió con la cabeza, estaba claro que aquel vicioso le ponía imaginarse a María como si fuese su mujer y que no podía realizar esa fantasía con la mojigata de su mujer la tenía con ella.

“Mira si haces bien todo lo que te pida en el super, despues de alli podras venir a casa, sino es asi aprovechare la hora y media que me queda de tiempo para llevarte a un parque que hay cerca de aquí  y que te follen todos los viejos que quieran. Me entiendes Puta?”

“Que quiere que haga?” preguntó María

“Quiero que te exhibas para mi en un sitio público como el super, me da igual si otros te ven, si no quieres que lo hagan procura hacerlo bien y atenta a la gente que tengas cerca, si te da igual tu misma, pero YO quiero verte bien en posturas provocativas  que me enseñes el coño, el culo y las tetas. Te vas a exhibir para mi como me gustaría que lo hiciera la zorra de mi mujer, me gusta presumir de puta, así que compórtate de forma cariñosa y ponme bien caliente aprovechando cada ocasión, si lo haces bien te vuelves a casa y tan amigos, sino te juro que te vas a comer media docena de pollas y te van joder bien el coño y el culo antes de volver a casa. “

Maria asintió, prefería sin lugar a dudas pasar un mal rato en el super que ir al parque para que se la follasen, asi que salieron del portal de casa, ella llevaba el carrito de la compra con la mano izquierda y con la derecha se cogia del brazo del hombre como si fuesen una pareja normal, pero desde luego ella no iba vestida como una mujer “normal”.  No había demasiada gente por la calle pero cada uno que se cruzaban a su paso se quedaba mirando, y los comentarios de personas mayores eran de lo más despectivo.

Un par de calles mas adelante habia un super bastante grande de una cadena muy conocida, dejaron el carrito de mano en la entrada y Esteban cogió un carro grande de ruedas del super, las cajeras y los clientes que se iban cruzando a su paso no podía evitar mirarla y cuchichear por lo bajo, la minifalda era escandalosamente corta pero sobre todo aquel top  sin sujetador debajo hacía que el bamboleo de las tetazas de Maria no quedasen indiferentes para nadie, afortunadamente el super era muy grande, ocupaba todos los bajos de un edificio y comenzaron a avanzar por los pasillos,

María iba delante y Eduardo la seguía con el carro, en el primer pasillo que vio vacío de gente María se inclinó hacia adelante para coger un producto del estante más bajo, levantó bien el culo dejándolo en pompa y separando las piernas, sabía que le estaba ofreciendo un primer plano del culo por completo y su cono abierto visto desde atras, dejo el producto en el carro y le sonrió “acaso se pensaba este mamón que si queria no podia ser una zorra de verdad,  si queria podia ser mas puta que ninguna, y ahora le apetecía serlo por acabar cuanto antes”, se decía para sí María , cuando terminaba el pasillo y salían al pasillo central escucho la voz de Eduardo

“Teresa cariño, coge uno de esos productos de ese frontal, de  los de arriba …” dijo señalando un producto que había en la parte superior de uno de los expositores del pasillo central.

Los pocos clientes que había cerca cuando la veían se la quedaban mirando, no iba a poder evitar que en el pasillo central no la viese nadie, pensó Maria, pero decidida avanzó hacia el expositor, levantó ambos brazos de cara a Esteban y cogio el producto, las tetas se le quedaron al aire durante unos breves segundos, los suficientes para que Eduardo se contentarse.  Y estaba segura que lo consiguió porque de nuevo vio el bulto de su pantalón, se había puesto dura, pero no habia sido a él solo, un par de avispados que desde que la vieron entrar rondaban cerca tampoco se perdieron la escena.

Maria con naturalidad dejo el producto en el carro y pensó que era momento de darle una buena ración de vista de su coño peludo no había parecido gustarle mucho, primero le cogió del brazo como si fuese su pareja del alma y luego metiéndose en otro de los pasillos se adelantó al carro, se puso en cuclillas mirando uno de los productos del estante más cercano al suelo, con el producto en las manos se giró hacia el que la miraba fijamente y separó todo lo que pudo las piernas, como si estuviera mojando, su coño quedo completamente expuesto a la vista de Esteban, permaneció sin moverse, aguantando la mirada, como si esperase que fuese él quien le dijese basta ya “no te gusta mi coño cabronazo, pues toma dos tazas” se decía Maria.

Y funcionó, Eduardo se acojono, pensó que realmente aquella zorra lo podía poner en un compromiso y que era mejor salir de allí, había resultado que aquella puta lo era mucho más de lo que él hubiese imaginado nunca y se rindió, “jodido cabronazo te has cagado de miedo” pensó Maria.

-”Teresa se nos hace tarde, tenemos que irnos” le dijo

María no podía disimular su sonrisa , volvió a cogerle del brazo y se dirigieron hacia las cajas, María orgullosa y satisfecha de sí misma acentuaba los menos de culo y el bamboleo de sus tetas,  se había dado cuenta por primera vez en mucho tiempo que ella podía llevar el control y manejar la situación.

Esteban pago en la caja los tres productos que Maria habia hechado el carro y los depositaron en el carrito de mano, ya en la calle

-”Eres mucho mas puta de lo que hubiese imaginado, te lo has ganado, puedes irte a casa, nos volveremos a ver” Dijo Esteban despidiéndose

Por primera vez en muchos días se sentía satisfecha consigo misma y María volvió a su casa con una sonrisa.

 

———————————————————————–

 

Mientras tanto,  Don José salía de su apartamento y se encontró a la vecina rumana, la preñada del segundo,  que bajaba para ir a comprar “Buenos días vecina” saludo amablemente y ella respondió a su saludo, estaban en el rellano del primer piso

-”Con usted quería hablar vecina, vera acabo de comprar los dos apartamentos de la segunda planta,  incluyendo los contratos de alquiler, se que el suyo vence el próximo mes y la ley me permite cancelar o modificar las condiciones”, dijo Don José de tirón viendo la cara de angustia que le produjeron esas palabras a su vecina “Me gustaria hablarlo con usted, quiere pasar un momento por favor?” dijo Don José con voz amable

-”iba a comprar, pero claro, lo primero es lo primero”, dijo la mujer, en perfecto castellano sin acento,  sin embargo se la notaba inquieta por lo que acababa de escuchar

Entraron los dos al apartamento de Don José, y este la miró de arriba abajo con absoluto descaro,  Mikaela a los 36 años era una mujer bella, rubia de larga melena, delgada, ahora con el embarazo de 7 meses lucía una barriga prominente, lucía un vestido premamá, verde, amplio, largo, ajustado a la altura del pecho, el vestido que tenía un escote generoso le resaltaba unos pechos no muy grandes que ahora estaban hinchados por su avanzado estado de gestación.

“Le seré sincero vecina, en el barrio se comenta que hace usted esporádicamente servicios sexuales, con una tarifa económica, creo que 60 euros  la hora, solo en hotel o domicilios de clientes, es así?” preguntó Don José con toda la naturalidad y del mismo modo respondió ella, no se escondió, y por toda respuesta dijo

-”Hay que comer, no hago mal a nadie”

-”Claro, claro, si ami no me molesta, al contrario, creo que podríamos llegar a un acuerdo, como le dije antes tenemos que renovar su contrato de alquiler….” dijo Don José haciéndose el remolón

-”Vaya al grano….. qué es lo que quiere… follar para renovarnos el contrato de alquiler?”, dijo con convicción y alzando la voz la mujer, se notaba que tenia tablas y estaba acostumbrada a tratar con hombres de todo pelaje

-”Vaya qué directa, la PUTA tiene genio, con esa actitud no pareces muy interesada en renovar el alquiler, y sin nomina con tu marido en el paro no será fácil encontrar otro en las condiciones que estáis, seguramente tendréis que iros a vivir con tu hija a dormir en un piso patera, hacinada con otros, veras que pronto se la follan tambien mientras tu puteas por la calle, eso es lo que quieres para ella ZORRA?”  Dijo Don José, dejando claro que él tenía la sartén por el mango

Mikaela se dió cuenta que lo que le decía aquel viejo era cierto, hacía noches que no dormía pensando que ocurriria si no les renovaba el contrato de alquiler, y se dió cuenta que se tenía que tragar su orgullo “Perdone, no quise incomodarla, son malos tiempos y no lo estamos pasando muy bien, encima en mi estado”, dijo intentando dar lastima y cogiendose la exagerada barriga con las dos manos

Pero ella no conocía a Don José, él no era hombre que se amilanarse por sensiblerías, pronto se daría cuenta “Tu marido sabe que puteas por ahi, sabe lo ZORRA que eres?” dijo con voz seca y cortante

-” Mi marido sabe que comemos todos los días, no pregunta nada, piensa que el dinero viene de las casas que limpio” dijo ella, que comenzaba a sentirse compungida, quizás avergonzada de lo que tenía que hacer para poder sacar su familia adelante.

Don José, era cada vez más consciente de que la tenía en sus manos y quiso ver si era así

-”Me parece que me equivoque contigo, no te veo con actitud, será mejor rescindir el contrato el mes próximo, prefiero alquilarlo por días, seguro que ganaré mucho más dinero, puedes irte”, lo dijo con convicción al tiempo que cogiendo la manecilla de la puerta de entrada le abría la puerta para que saliera

Ella asustada, lo creyó a pies juntillas, se imagino teniendo que dejar el apartamento y lo difícil que les resultaría poder encontrar otro en similares condiciones, se apoyó en la puerta que le abría Don José y la volvió a cerrar

-”No por favor, no haga eso, haré lo que usted quiera, todo lo que quiera TODO” dijo llorando la mujer

-”No creo que te lo mereces, eres una PUTA desagradecida, vas a tener que convencerme de que eso que dices es cierto, QUÍTATE LA PUTA ROPA,  si compro algo quiero ver lo que compró” dijo enfurecido Don José

Mikaela se bajó los tirantes del vestido y lo dejó caer al suelo, llevaba un sujetador unas bragas color carna, nada sexis, era de piel muy blanca, se quedo quieta, mirándole, en ropa interior…

-”No me has oído, que te quites la puta ropa joder, toda” volvio a gritar Don Jose

Mikaela hecho las manos a su espalda y soltó el sostén, lo tiró  al suelo, dejando ver unas tetas blanquecinas de buen tamaño, aparentemente firmes, conicas, de areolas grandes y sonrosadas que se apoyaban sobre aquella tremenda barriga ovalada, “Has dicho que estas de 7 meses?” preguntó Don José, ella asintió mientras se bajaba aquellas bragas color carne nada sexys y dejaba ver un sexo completamente rasurado de grandes labios vaginales

-”Date la vuelta, inclínate hacia adelante, separa las piernas y ábrete bien las nalgas con las dos manos”, ordenó Don José

Ella obedeció, mientras él daba vueltas a su alrededor, como quien quiere conquistar un castillo, con las dos manos se abría bien el culo, mostrando un ojete grande, dilatado, se notaba que se lo follaban bastante

-”Parece que te follan bien el culo, no es así?” quiso asegurarse Don José

-”En mi estado prefiero que lo hagan por detrás para mayor tranquilidad”, dijo ella con naturalidad

-”Comprendo, tu marido que prefiere follarte el coño o el culo?”, dijo recreándose, Don José

-”Mi marido es muy tradicional, a él no le gusta por detrás” confesó Mikaela

Ella seguía en la misma postura, inclinada, con las piernas separadas y abriendo sus nalgas con las manos, aquellas tetas firmes y generosas le colgaban desafiantes , de espalda era una mujer delgada, como 1.70 de estatura, de buenas formas, pero sobre todo destacaba ella tremenda barriga, recta, como si llevase una gran almohada  pegada a su cintura

-”Veras, ami me gusta mas mirar y pajearme que follar, bueno y alguna mamadita, te llame porque tengo un capricho desde hace tiempo,…..” hizo una pausa haciéndose el interesante

-”Usted dirá” respondió Mikaela con actitud complaciente

-”Verás, igual que contigo, digamos que tengo una relación especial con la vecina de al lado, con Maria,  os he visto hablar muchas veces y preguntarte por el embarazo, y cuando os veo siempre os imagino juntas, haciendo un numerito para mi, mientras me pajeo  mmm ves que sencillo”, “Que te parece?” le preguntó abiertamente Don José

-”Nunca he estado con una mujer” respondió Mikaela

-”Seguro que eso no será problema para una PUTA como tu, verdad?”

-”No se preocupe, haré lo que usted diga”, dijo asustada Mikaela

-”Bien, así me gusta, quizá podría darle trabajo a tu marido así podrías dejar de putear por ahi, que te parecería eso?”

-”Eso sería estupendo señor, le estaría muy agradecida” dijo con cara de alegría Mikaela

Don José se acercó a Mikaela y se puso pegado a su costado, la mujer seguía en la misma postura, inclinada, con las piernas separadas y las manos abriéndose las nalgas, las manos del hombre se deslizaron por la espalda de la mujer, su mano derecha bajo para acariciar los pechos de ella, los noto duros, hinchados, mientras su mano izquierda subía ahora por los muslos de la mujer alcanzando su sexo, acariciándolo con suavidad por encima, subiendo y encontrando el agujerito del ano, metió el dedo índice de su mano en el, hasta el fondo, con la mano derecha comenzó a magrear con fuerza aquellos pechos  “mmm tienes buenas tetas ZORRA, duras como me gustan, vas a tener que ser muy agradecida, mucho, seguro que lo entiendes PUTA?”

-”No tendrá queja señor, haré lo que me pida” dijo con voz débil Mikaela

Don José sacó el dedo del ano de la mujer y se lo acercó a los labios de Mikaela “Chupalo PUTA, dejarlo bien limpio”, ella se lo metió en la boca y comenzó a lamerlo como si fuese un polo mientras escuchaba a Don José;

-”Esta noche quiero conocer a tu familia, veremos si tu marido se merece el puesto, te voy a dar 50 euros para que compres unos buenos filetes, dile que has hablado conmigo, que soy el nuevo propietario del piso, que vence el alquiler, y que podría ofrecerle trabajo, pero antes que quiero conocerle.” , saco el dedo de la boca que la mujer seguía chupando, “Algún problema con lo que te acabo de pedir?”

-”Ninguno señor, a qué hora le digo que subirá?” dijo sumisa Mikaela

-”subiré a las 9, yo llevaré la bebida, ya puedes vestirte”, la mujer se colocó sus ropas y mientras Don José saco 50 euros de la cartera y se los dio “Compra unos buenos filetes para los 4, os gusta la carne?” …”Ahhh y dame tu número de móvil para avisarte cuando hable con la vecina, tu marido suele estar en casa?

-”Si señor, nos gusta mucho. Mi marido ahora como no trabaja suele estar mucho abajo en el mesón, pasando el rato,  jugando a las cartas”, dijo la mujer mientras Don José le abría la puerta para que saliera y ella le decía su número de móvil.

———————-

Pasaron las horas y Don José subió al piso del matrimonio rumano a las 9 en punto de la noche, llevaba un par de botellas de vino y una botella de whisky reserva.  Andrei el marido parecía amargado por su situación laboral, se notaba que le gustaba el vino y entre los dos se bebieron las dos botellas, Mikaela no bebía por su estado.

Eran las 11 de la noche y su hija Ana no daba señales de vida, tampoco respondía al telef.  Su madre la disculpaba diciendo que habían terminado las clases y que solía quedarse con las amigas hasta tarde, por lo que decían no era algo excepcional lo de que aquel dia, la chavala debía de llegar tarde todas las noches y cuando le preguntaban de donde vienes te responden el clásico “no seas pesada mama, de por ahí con las amigas” y con eso te quedas.

Mikaela recogió la mesa y dijo que estaba cansada, se disculpó para acostarse, en su estado los dos lo comprendieron, estaban sentados en el sofá con la botella de whisky y dos vasos con hielo, se les notaba animados y parecía que congeniaban.   El alcohol comenzaba a hacer su efecto y con él las confesiones, Don José era hábil para sonsacar en esas situaciones.

-”Así que tu eres el segundo marido de Mikaela, y Ana es hija de su primer matrimonio?” preguntó Don José

-”Si, asi es, y ha salido a su madre, se pasa todo el dia golfeando por ahí con sus amigotes, viene a las tantas por las noches, la mayoría de los días emporrada hasta la cejas y vete a saber si algo mas…..” se notaba como si Andrei quisiera contar algo más, pero le faltase algo mas confianza o quizás un par de whiskys y Don José eso lo detectaba de lejos, así que le volvió a llenar el vaso y fue llevando la conversación por donde le interesaba.

-”Tienes una mujer muy guapa Andrei, …. seguro que te pones las botas ehhhh cabronazo?” le pinchaba Don José

-”No te creas vecino, desde que está preñada que siempre le viene mal, apenas follamos, siempre está cansada y yo ando mas salido que un mono uffff…. y encima……” pero se callo y no termino la frase, Don José volvió a llenarle el vaso de whisky;

-”Encima… que Andrei?” pregunto curioso

-”Pues que con lo salido que ando yo …. no veas la puta cría por casa con  esas minifaldas que se pone, esas camisetas ceñidas sin sostén, ufff me pone a reventar…y ahora en verano es horroroso, en esta casa bajo el tejado sin aire acondicionado ya ves el calor que hace”

La conversación se ponía interesante para el vicioso Don José, había visto en seguida lo fácil que era de sonsacarle a Andrei con unas copas de más y volvió a llenarle el vaso, Andrei ya parecía bastante borracho, Don José por contra sabia controlarse muy bien y cuando alcanzaba su punto hábilmente dejaba de beber…

-”Seguro que te haces buenas pajas a la salud de la chavala, … verdad cabronazo?”, le volvió a pinchar

-”Buff ni te lo imaginas amigo, Mikaela duerme como un tronco toda la noche, yo sin embargo con este calor me desvelo fácil y si me asomo de madrugada al cuarto de Ana, buff, suele dormir solo con la braguita por el calor ufff” Andrei no hacia mas que resoplar mientras le relataba lo mucho que le excitaba su hijastra.. “no debería decir estas cosas,…. me parece que voy un poco bebido”

Don josé volvía a animarle a beber “tranquilo hombre, somos amigos, estas cosas son en confianza, ami tambien me pondria una situacion asi, imagino que muchas noches que la chavala llega bastante colocada como dices no te podrás aguantar de manosearla un poco y hacerte una pajita, seguro que sí, verdad?”, andrei asentía con la cabeza

-”Pero te la has llegado a follar o no? venga dime la verdad..” le decía Don José mientras brindaban de nuevo

-”Follar, follar no, pero restregarse bien por el chochito buff” Andrei no pudo reprimirse y coger el bulto del pantalón mientras lo decía “joder me la pone dura solo recordarlo”

En eso estaban cuando se oyó la puerta de la entrada, intentaban abrir, eran la una de la madrugada, Andrei fue a levantarse pero no se sostuvo de pie, y volvió a caer sentado en el sofa

-”Quédate ahí, ya abro yo, imagino que debe ser Ana” le dijo Don José que se levantó para ir a la puerta, abrió y en efecto, allí estaba

Era una chavala rubia con dos hermosas trenzas que le llegaban casi hasta la cintura, delgada, alta como su madre, con piercings en la nariz y los labios, una camiseta hippy de colorines, minifalda cortita de cuero y zapatillas de plataforma, sí, desde luego parecía una jovencita rebelde

-”Y tu quien eres? me he equivocado de casa?” dijo la chica con voz gangosa, se notaba que iba bastante colocada

-”Un amigo de tus padres, pasa, estábamos tomando una copa en el sofá” dijo Don José apartándose de la puerta

La chica entró dando tumbos al salon, Andrei con voz de borracho dijo desde el sofá “Seguro que vas colocada …. como siempre”

-”Si, y que?” dijo con chulería la chavala “Tu tambien estas borracho… me meo,.. voy al baño” dijo la chica mientras daba un traspiés y si no la sujeta Don José se cae al suelo

-”Ven que te ayudo” le dijo amable Don José al tiempo que la sostenía por la cintura, avanzaron los 4 metros que les separaban del pequeño baño, era un baño sencillo, pequeño, un lavabo a la izquierda, a la derecha una taza de wc y el fondo una pila de ducha

-”Agárrate al lavabo,no te caigas” le dijo  Don José, la chica se apoyó con las dos manos, él como si estuviese acostumbrado a situaciones así se puso tras la chica se agachó, metió la mano bajo la minifalda de cuero y tirando de los laterales de unas braguitas blancas se las bajo a los tobillos, él tenía la cara a un palmo del culo de la chica, un culo morenito de las muchas horas de sol que pasaba en la playa cercana, y un delicioso coñito completamente rasurado

Don José se levantó y cogiendo las manos de la chica las llevó a su cuello “Apoyate en mi que te siento en la taza” le dijo

Así lo hizo, los fuertes brazos de Don José la cogieron de la cintura y en un solo movimiento la giró los 180 grados necesarios para sentarla en la taza

Entonces fue cuando la frase que le soltó la chica le dejó sin palabras a Don José “Pareces un tío guay…si.. oye si me das 20 pavos te la chupo” dijo Ana con voz de ir muy colocada, a Don josé le costó reaccionar

-”Me pareces muy joven para eso” dijo con voz burlona don José

por toda respuesta la chica le dijo “Que te lo crees tú eso…. si me das diez más me la puedes meter por detras”

Lo dijo con soltura con convencimiento, como si realmente aquella chavala estuviese acostumbrada a comerse pollas por 20 euros o a dejarse follar el culo por 30, pero don José con su táctica habitual prefería seguir sonsacando;

-”Seguro que te has comido muchas pollas en los baños o en el parking de la disco, verdad Anita’”

-”Muchas, si te quieres colocar cuesta pasta….. y los tíos por una mamada te invitan a lo que quieras … pero si quieres una raya te lo tienes que currar más..! dijo con voz entrecortada pero con bastante naturalidad, como si hablase con una amiga

-”Ya me imagino ya… y entonces les pones el culo, no?”

-”si claro, es lo que hacen todas… me los das o no?” volvió a insistir

Ninguno de los dos se había dado cuenta que Andrei a tumbos había llegado hasta la puerta del baño “Serás PUTAAA”  le dijo

-”Callate.. tu no eres mi padre…. eres solo un borracho”

Andrei levantó el puño desde la puerta con ganas de abalanzarse sobre ella, pero Don José se puso en medio, y con toda la frialdad del mundo cogió su cartera del bolsillo y sacó un billete de 50 euros “De verdad que te los quieres ganar?”

-”Claro” dijo Ana convencida, y levantando la mano para cogerlos, estaba colocada pero parecía que controlaba más de la cuenta, desde luego más de lo que había pensado Don José

-”Despacio zorrita, despacio, tu quieres los 50 pavos ,  el quiere que le vacíen los huevos y yo los pago para que hagáis lo que yo os diga, Entendido?” Dijo ahora con tajante mirando a Andrei, que se había contenido.   La chavala solo pensaba en los 50 euros, Andrei se le veía empalmado y solo pensaba con la polla por la borrachera que llevaba….

“Déjame salir Andrei y pasa tu al fondo” dijo Don José  viendo que no cabían los 3 en el pequeño baño,

Salió el uno, entró el otro y Don José aprovechó para coger el móvil de su bolsillo y ponerlo en camara de video, con disimulo, cuando salió fuera del baño

Con el móvil en la mano grabando, sin que ninguno de los otros dos se diese cuenta de nada, “sacate la polla Andrei” y tu zorrita “pajea y hazle una buena mamada, te tienes que ganar los 50 pavos, veamos lo que sabes hacer”

Andrei se bajó la bragueta y sacó una buena herramienta, una verga gruesa, venosa, no demasiado larga pero aparentemente dura como una piedra, la chica la cogió con la mano derecha y comenzó a menearla, Don José desde la puerta no perdía detalle y grababa con disimulo, al poco la chica comenzó a lamer el abultado glande de la polla de su padrastro, tenía la boca pequeña, aquella polla parecía demasiado gruesa para entrarle mucho pero realmente parecía que la chica se  había comido bastantes y poco a poco la fue tragando en su boca, hasta calzarse por completo, Andrei se movía poco, le costaba esfuerzos sostenerse en pie, apoyado en la pared y Don José temió que se corriese sin poder evitarlo, así que poco después les corto

-”Deja de mamar zorrita, vamos a la cama, quiero ver como te la mete”, la chica se la sacó de la boca, Don José se inclinó a los pies de la chica que llevaba las bragas en los tobillos y se las sacó de entre aquellas zapatillas de plataforma que le parecieron horribles. cogio un pedazo de papel higienico y se lo pasó por aquel coñito rasurado, “Ya estás limpia, ven levanta” dijo sujetándola de nuevo por la cintura y sacándola del baño,

La puerta contigua al baño era el pequeño dormitorio de la chica, la hizo ponerse sobre la cama al cruzado, en cuatro con el culo en pompa, echándole la falda sobre la cintura “separa bien las piernas y levanta bien el culo que te lo van a joder “ de dijo a la chica mientras él se escupía en su mano derecha para lubricar el ano de la chica mientras aprovechaba para sobarle el coño y comprobar que aquella zorrita estaba bien mojada y lubricada con mucha facilidad,

Cuando saco la mano de sus dos agujeros sin moverse de la retaguardia de la chica alzó  las dos manos para meterlas bajo la camiseta y agarrarle las tetas, eran dos pechitos pequeños, pero muy duros, de pezones  grandes, les dio un buen apretón hasta que la chica soltó un pequeño grito, Andrei se mantenía de pie junto a Don José apoyando una mano en el cabecero de la cama para no caerse.

“Venga montala ya, dale bien por el culo, joder” dijo apartándose Don José hacia la puerta, y volviendo a sacar el móvil del bolsillo para volver a grabar la escena de unos pasos atrás sin que ninguno de los dos se percibiese de nada

Andrei no se lo pensó dos veces, llevaba demasiado tiempo pajeandose pensando en una cosa así, y se lo habían puesto tan fácil que cogió su verga con la mano derecha y tanteo primero la raja de la chica, deslizandola de abajo arriba sin meterla que la propia chica se impaciento “Por arriba joder, no me la metas en el coño” le dijo la chica

Andrei subió un poco más la polla hasta la entrada del ano y presionar con el glande, no consiguió abrirse paso así que bajó la cabeza y  soltó un escupitajo en la entrada del culito de la chica, lo extendió con un dedo, introduciendo este hasta el fondo, follandola con el dedo y dilatandole el culito, poco después lo sacó y  volvió a presionar con el glande en la entrada del ano, esta vez entro toda la cabeza, unos empujones más y poco a poco se la fue calzando entera

“Que ganas tenía de clavársela toda, maldita zorra malcriada” dijo Andrei cuando noto que la había enculado hasta la empuñadura, mmmm y comenzó con movimientos de cadera a sacarla hasta la punta para luego volverla a clavar con fuerza, poco a poco aumentando el ritmo

“Correte ya CABRON, correte ya” le decía la chica que parecía dolerle bastante la enculada

Las palabras de Ana solo consiguieron que Andrei aumentase el ritmo mientras Don José desde la puerta no pierde detalle grabando la escena y se pajeaba también desde la puerta.

Poco después Andrei no pudo contenerse más y cogiendo la polla con la mano la levantó y  le echó la corrida sobre las nalgas y la espalda de Ana, una buena cantidad de leche espesa  que la dejaron bien pringada desde el culo hasta el cuello, fue verlo y Don José se corrio tambien, se agarró fuerte la polla muy flacida con la mano evitando soltar la corrida en el suelo y pasó al baño de al lado para limpiarse.

-”Cerdo, me has dejado toda pringada” oyó desde el baño que le decía Ana a  Andrei

-”Callate PUTA” le dijo Andrei viendo que la chica no había soltado el billete de 50 euros que sujetaba con fuerza en su mano derecha.

-”Si, soy una puta y desde hoy si quieres hacerte pajas tendrás que pagarlas, o te piensas que no me enteraba cuando me tocas creyendo que estoy dormida,  mientras te la machacas?” le dijo la chica sabiendo que el tambien tenia mucho que callar

Don Jose viendo que el espectaculo habia terminado se despidio “bueno yo os dejo con vuestras cosas me voy a mi casa” y sin esperar respuesta se dirigió a la  puerta saliendo hacia su casa.

Aquellos videos que había grabado esa noche tendrían mucha utilidad para él, a la hija no le gustaría que su madre supiese que había tenido sexo con su padrastro  y al marido, mucho menos, de una u otra forma creía que tenía en su poder a los tres miembros de la familia.

A la mañana siguiente, Don José decidió no ir a trabajar con la excusa de sus problemas de lumbalgia, llamó a Pepe el encargado y se lo comunicó, sus trabajadores comenzaban entonces la jornada laboral,

Eran las 10 de la mañana cuando escucho pisadas que bajaban las escaleras del rellano del piso de arriba, se asomó a la mirilla de la puerta y vio que era Ana, la cría del segundo, abrió y la paro a la altura de su puerta al pasar.

La chica vestía un pareo y chanclas, la bolsa de rafia al hombro dejaba ver una gruesa toalla de playa, parecía que la putita se había despertado temprano  para el colocón que llevaba por la noche.

-”Anita …. se ve que prefieres la playa a dormir la resaca en casa” le dijo Don José mirándola a la cara, los ojos de la chica estaban enfundados en unas grandes gafas oscuras

La chica dudo, no tenía claro por un momento si era el hombre que estaba por la noche cuando llego a casa, desde luego que llevaba un buen colocón, se quitó la gafas y mirando  comenzó a decir “usted estaba anoche……en mi casa?”

-”Parece que no te acuerdas bien Anita jajajaj! dijo riendo Don José al tiempo que sacando el móvil le mostraba el video en el que primero estaba ella mamándole la polla a su padrastro y luego dejando encularse  por él en su cama

-”pero.. pero.. cómo tiene usted eso?” decía con los ojos abiertos como platos

-”Pasa a mi casa bonita, pasa y te lo cuento, porque seguro que no quieres que tu madre lo vea, verdad=” dijo con su voz seca y mandona Don José

La chica estaba temblando, le castañeteaban los dientes, y le costaba reaccionar pero dio dos pasos y entró en la casa del viejo Don José.

“Se te ve muy bien la cara y la de tu padrastro, desde luego no podreis decir que no sois vosotros….una mamada de profesional si señor, se nota que te has comido muchas pollas putita y qué decir de ese culito tan abierto, te han dado bastante por detrás verdad zorra?”

La chica estaba bloqueada “ yo yo..yo  es que estaba muy colocada anoche…” pero Don José no la dejo terminar

-”TU ERES UNA PUTA, y lo vas a seguir siendo, vas a ser muy buena y muy obediente conmigo verdad zorrita o tu madre que te quiere tanto y que lucha tanto por ti lo verá y tu no quieres eso verdad ZORRA?” gritó Don José

-”No por favor, no le diga nada, mi madre lo está pasando muy mal ultimamente, no volverá a pasar, le juro que no lo volvere ha hacer, pero no le diga, haré lo que usted quiera” suplicaba la jovencita con lágrimas en los ojos

-”Estoy seguro que harás todo lo que te diga, lo se zorrita lo se y vamos a comprobarlo ahora mismo, ven, ven conmigo”, Don José la cogió de la cintura y la acercó al sofá, le cogió la bolsa de playa y la dejó en el suelo, se puso frente a ella, cogió el pareo que llevaba anudado por vestido y lo soltó, dejándolo caer al suelo, la chica llevaba solo un tanguita negro que se le clavaba en su rajita rasurada, con un fino cordón a la espalda que se le clavaba entre sus nalgas dejando ver todo su culito.

-”mmm muy bien, que guapa, así que te gusta enseñar las tetitas en la playa eso está bien zorrita, muy bien” mientras lo decia cogio con las dos manos aquellos pechitos pequeños, con forma de pequeños conos puntiagudos, muy duros y comenzó a sobarse, para luego bajar las manos hacia abajo y coger las finas tiras del tanguita y tirar de él hacia abajo, dejándolo caer al suelo. Un coñito juvenil completamente rasurado quedo a la vista y la mano de Don Jose paso de las pequeñas tetas a la entrepierna de la chica. “mmm que rico, ven ahora vas ponerte en el sofa sentada, apoyando los tobillos sobre él y abriendo todo lo que puedas las piernas, quiero que acerques bien el culo al borde del sofá y que te cojas los tobillos con las manos, quiero poder verte bien el coño y el culo, me entiendes verdad zorrita?, ella asintió, “pues andando puta”

Ana se sentó en el sofá y se colocó abierta de piernas apoyando los pies como le había dicho Don José mientras escuchaba que le decía “Muy bien bonita, ahora para que quede claro nuestro acuerdo vamos a grabar un video donde vas a ser muy convincente si no quieres que tu madre vea los otros, dirás tu nombre, tu edad, donde vives, dirás que estás aquí por tu propia voluntad y contaras como te drogas, que tomas, cuanto te cuesta, como lo pagas,  que chupas pollas para que te den dinero, que pones el culo, cuanto les cobran, desde cuando lo haces, dirás que te gusta ser una puta, que te paguen por hacer esas cosas, y para terminar qué quieres ser mi putita, lo has entendido? quiero que lo confieses todo pero que seas muy muy convincente o haces que me lo crea o tu madre verá los otros, ENTIENDES PUTA?”

Ana temblaba de miedo, asentía con la cabeza, dijo todo lo que le había dicho y todo lo que se acordó que podría sonar humillante, como se dejaba follar en algun coche o en los baños de los pubs y la disco, que había mamado pollas de varios tios en círculo, como les hacía pajas en la playa a sus colegas en el agua o disimulando con la toalla, todo para conseguir dinero para copas y para drogas

Don josé satisfecho de esa parte fue a buscar un par de consoladores, “Ahora te vas a masturbar para mi, quiero que folles bien el culo y el coño a la vez con estos dos juguetes, y quiero verte correr, mas te vale ponerle interés y llegar al orgasmo asi que ponle ganas PUTA”

La chica cogió el que le pareció más pequeño y sin cambiar de postura lo fue introduciendo en su culito hasta que lo tuvo más de la mitad y pulse el botón para que comenzase a vibrar, sujetándolo con una mano para que no se saliese cogió el otro y empezó a masturbarse el clítoris con él para luego deslizarlos por su rasurada vagina buscando la entrada de su coñito y lo fue metiendo también, luego manteniendo fijo el del culo comenzó a meter y sacar el que llevaba en el coño, aumentando el ritmo cada vez más mientras Don José no dejaba de pajearse delante de ella y conseguía casi una completa erección.

Unos minutos después la chica paró en seco sus movimientos con las manos y sacando el consolador que llevaba metido en el coño contrajo el cuerpo y un chorro de flujo salió de su coño, desde luego que se había corrido y vaya corrida……suspiraba, la respiración acelerada, gotas de sudor le caían por la cara, Don José se acercó a ella “CHUPAMELA PUTA, CHUPAMELA Y TRAGATELO TODO ZORRA”, la chica intentando recuperar la respiración cogió aquella polla pequeña y semierecta y se la metió en la boca, fue notarla dentro y un chorrito de leche descargo los huevos del viejo que se vaciaba por completo en su boca.

-”Muy bien putita muy bien, tu y yo nos llevaremos muy bien y tu madre no sabrá nada, dame tu número de móvil, te llamaré cuando necesite algo de ti”, Ana se lo dio, Don José le dijo que se vistiera y se fuera y ella salió corriendo de aquella casa, pero estaba segura que no tardaría mucho tiempo en que aquel viejo la llamase de nuevo..

CONTINUARÁ

Una vez más agradeceros a todos por la cantidad de mails que recibo, todas vuestras aportaciones y sugerencias me ayudaran a mejorar.  Me gusta saber que mis pequeñas historias sirven para alimentar vuestras fantasías y os aportan un poquito de placer 🙂

Un beso con cariño

mariaruizred

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *